Se han conocido nuevos datos del phablet Huawei Mate 10, un terminal que apunta a ser presentado en la segunda mitad del año 2017, y que se espera de él un avance significativo tanto en hardware como en software. Así, por ejemplo, el procesador será en nuevo modelo de la gama Kirin de la propia compañía China.

De esta forma, comienza a tomar forma lo que se puede esperar de este phablet que se ha convertido, con el paso del tiempo, en uno de los más importantes del mercado -debido a su calidad y esfuerzos que se hacen con él para ofrecer algunos elementos diferenciales de forma global y en la gama de producto del propio fabricante en particular-. Así, en la información que se ha publicado se apunta que el Huawei Mate 10 utilizará el SoC Kirin 970, que en su interior tendrá una GPU Mali-G71MP8.

Este procesador cuenta en su interior con ocho núcleos: cuatro con arquitectura Cortex-A73 que trabajan a una frecuencia máxima de 3 GHz, y que serán los utilizados cuando la exigencia sea máxima; y, el otro juego de cuatro “cores” utilizarán arquitectura Cortex-A53 a 1,8 GHz, y serán los que trabajarán con aplicaciones y procesos menos potentes. Buenas perspectivas, especialmente si se tiene en cuenta que la tecnología de fabricación será de 10 nanómetros, lo que significa menos consumo y temperaturas más baja al funcionar.

Procesador Kirin 970

Otros detalles del Huawei Mate 10

Sin tener datos muy concretos, en la fuente de la información se apunta que los marcos que la pantalla del Huawei Mate 10 serán muy pequeños, por lo que se intentará dar respuesta lo que se ha hecho en el Galaxy S8 y el LG G6. Además, se indica que el panel tendrá unas dimensiones de 6 pulgadas, por lo que no será especialmente grande este modelo ya que los procesos de miniaturización actuales son más avanzados. Quizá, pueda salir perdiendo frente al Galaxy Note 8, que apunta a tener un panel de 6,3 pulgadas.

huawei mate 9 abajo

Detalles interesantes los comentados, a los que hay que sumar que al Huawei Mate 10 no le faltará una cámara dual firmada por Leica y, además, según se ha informado el phablet del que hablamos podía ser el primero de la compañía con Android O. Esto, de ser cierto, aparte de convertirse en algo diferencial, indicaría que el dispositivo posiblemente no llegue en la feria IFA, ya que es complicado que el desarrollo del sistema operativo adaptado al phablet no estaría finalizado para esa fecha.