Según se van conociendo nuevos detalles que se espera que se incluyan en el Samsung Galaxy Note 8, el atractivo de este phablet crece considerablemente. Un ejemplo de lo que decimos es que se espera que sea compatible con DeX y que su pantalla sea idéntica (aunque más grande) que la del Galaxy S8. Pues bien, en el almacenamiento también se esperan novedades.

Concretamente, lo que se ha conocido es que el Samsung Galaxy Note 8 podría dar un golpe encima de la mesa en lo que tiene que ver con el almacenamiento interno y, así, ser diferencial debido a que podría disponer de nada menos que 256 GB. Una barbaridad, todo hay que decirlo. Pero, eso sí, completamente posible gracias a la tecnología de fabricación que acaba de implementar la propia compañía coreana.

Pero, adicionalmente, la tecnología de fabricación que se utiliza en los nuevos chips (NANS-V) es de 64 capas, lo que supone unas mejoras en varios apartados más allá del propio almacenamiento. Así, por ejemplo, las necesidades energéticas para funcionar son menores –ya que sólo necesita 2,5V para trabajar- y, esto, se notará en la autonomía. Además, la velocidad con la trabajan los nuevos chips que ya se están fabricando según la fuente de la información, es 1,5X más rápida que los componentes actuales y, para rematar, la fiabilidad subiría un 20% respecto a los chips de 48 capas. Todo son beneficios.

Plano de la parte trasera del Samsung Galaxy Note 8

Samsung Galaxy Note 8, un phablet de campanillas

Lo conocido respecto al almacenamiento no hace más que confirmar que lo que se espera del Samsung Galaxy Note 8 es bueno, muy bueno. Así, aparte de ofrecer los mencionados 256 GB de almacenamiento interno, se espera que se dispongan de seis gigas de RAM en el interior del phablet y que el procesador sea un Snapdragon 836 –siendo el primero del mercado en darle uso y, posiblemente, también una nueva varia te del SoC Exynos sea incluida en las regiones correspondientes-. Como se suele decir, este terminal será un cañón.

Prototipo del Samsung Galaxy Note 8

Por cierto, que desde hace un par de días se viene especulando con que el Samsung Galaxy Note 8 (con nombre interno Gr3at) podría ser presentado en el mes de agosto, por lo que no se esperaría a la feria IFA como se creía. Esto se haría para llegar lo antes posible y convertirse en diferencial respecto a los terminales que sean anunciados en la feria de Berlín -y daría respuesta a la llegada del los nuevos iPhone de Apple-, donde por ejemplo se cree que aparecerá nuevo phablet de Sony. No sería una mala idea, la verdad, pero es un mes complejo debido a que muchos están de vacaciones. Habrá que estar atentos y, cuando sepamos algo, os lo comunicaremos.

  • [_FRAN_]

    ¿Y el S9?