Poco a poco vamos conociendo todos los detalles del esperado próximo buque insignia del fabricante coreano. Sabemos que el Samsung Galaxy S10 será presentado el próximo 20 de febrero, adelantándose algunos días al MWC 2019. Y ahora hemos podido ver unas pruebas de rendimiento realizadas por AnTuTu donde el procesador del Samsung Galaxy S10 supera a su gran rival: el SoC A12 Bionic que monta el iPhone XS.

Todos sabemos que AnTuTu es uno de los sitios de referencia a la hora de realizar pruebas de rendimiento, ofreciendo datos de casi todos los terminales para mostrarnos los secretos de su hardware mediante sus conocidos benchmarks. Y ahora, a través de su perfil en la red social Twitter, acaban de publicar unas pruebas de rendimiento que muestran el potencial del procesador del Samsung Galaxy S10, donde queda claro que será superior al del iPhone XS, por mucho que digan reportes anteriores.

Al descubierto la batería del Samsung Galaxy S10

De esta manera por fin podemos resolver, antes de su presentación oficial, uno de los rumores más importantes sobre el procesador que montaría el Samsung Galaxy S10. Y es que se había escuchado que el A12 Bionic de Apple iba a seguir siendo superior que el SoC Snapdragon 855, pero ahora queda claro que esto no será así.

Procesador del Samsung Galaxy S10 contra su competencia

Casi 15.000 puntos de diferencia y eso que aún hay que optimizar el procesador del Samsung Galaxy S10

Como podréis comprobar en la imagen que encabeza estas líneas, las pruebas de referencia que ha publicado AnTuTu muestran el rendimiento del SoC Snapdragon 855 junto al SoC Snapdragon 845, Kirin 980 de Huawei y un OnePlus 6T.

El Samsung Galaxy S10+ se deja ver en una imagen real que muestra su diseño

Sí, el último buque insignia de OnePlus ofrece un gran rendimiento superando al procesador Snapdragon 845. Pero, ¿cómo puede ser esto si el 6T monta exactamente este SoC? Pues por la optimización del dispositivo, lo que abre la esperanza de que los benchmarks del procesador del Samsung Galaxy S10 puedan mejorar todavía más.

Si tenemos en cuenta que el procesador del Samsung Galaxy S10 ha alcanzado los  362.110  puntos, casi 15.000 puntos más que los 355.000 puntos que obtuvo el A12 Bionic del iPhone XS, queda claro que, una vez se mejore su optimización, como hemos podido ver en el OnePlus 6T, el Snapdragon 855 va a ser, de largo, el mejor procesador del mercado.

Nos ha faltado el Exynos 9820, el procesador del Samsung Galaxy S10 que llegará al mercado europeo, para poder ver un test de rendimiento realmente completo, aunque parece que habrá que esperar al próximo 20 de febrero para ver cómo se comporta la nueva joya de la corona de la división de procesadores para móviles del fabricante con sede en Seúl.