Uno de los terminales que se presentarán en la feria CES que se celebrará en el mes de enero de 2018 será el Samsung Galaxy A5 2018 (y estará acompañado por otros dispositivos de la misma gama de producto como el Samsung Galaxy A7 2018). Pues bien, se han publicado unas imágenes de cómo podría ser el aspecto que tengas ambos.

El modelo Samsung Galaxy A7 2018 tendrá una pantalla más grande que no se verá, al menos en principio, modificada por lo que se mantendrá en las 5,7 pulgadas. Por lo tanto, hablamos de un phablet un segmento al que no llega el Samsung Galaxy A5 2018 que se queda en 5,2. En ambos casos, la resolución apunta a que será Full HD y que los paneles serán tipo AMOLED. No son malas perspectivas.

Por cierto, y debido a que tanto el Samsung Galaxy A5 2018 como su compañero utilizarán la denominada Pantalla Infinita estrenada en el Galaxy S8, el lector de huellas de ambos dispositivos se ubicará en la parte trasera de los terminales. El lugar parece bastante acertado, ya que este como se puede ver en la imagen que dejamos tras este párrafo está colocado justo debajo del sensor de la cámara -que podría ser uno de los modelos de 12 o 24 megapíxeles anunciado por Samsung hace poco-. Por lo tanto, la buena ergonomía parece asegurada.

Imagen del Samsung Galaxy A5 2018

Más detalles del Samsung Galaxy A5 2018 en las imágenes

Pues manteniendo el puerto USB tipo C para la recarga rápida de la batería de los dos dispositivos de los que hablamos, que apuntan a ser, como mínimo de 3.000 mAh, es claro que la toma de auriculares no desparecerá en los Samsung Galaxy A5 2018 y Galaxy A7 2018, lo que es todo un acierto para mantener las máximas opciones de compatibilidad para los dos dispositivos. Eso sí, lo que si se aprecia es que la curvatura trasera es más pronunciada, lo que les hará más atractivo… pero habrá que ver cómo es el agarre.

Por cierto, y como se ha podido ver en la imagen anterior, hay algo que no varía en el Samsung Galaxy A5 2018 y el Galaxy A7 2018: la ubicación del altavoz. Este se mantiene en el lateral del dispositivo, por lo que esto les hace diferentes y, la verdad, es que ya en el modelo de 2017 que pudimos analizar nos apreció todo un acierto ya que es muy complicado obturarlo. Veremos si todo esto se confirma en su presentación, así como el hardware que apunta a avanzar de una forma bastante consistente, y si esto sirve para que ambos modelos ocupen un escalón inferior a los gama alta de la compañía sin perder su atractivo (que es bastante grande).