Xiaomi empezó toda esta moda de sacar smartphones sin biseles, y como no, este año lo va a continuar utilizando un diseño más innovador aún en el Xiaomi Mi MIX 2, en el cual, veremos un ratio de pantalla mayor al que parece que tendrá el iPhone 8, por lo que estos dos terminales serán competencia directa.

El iPhone 8 según todos los rumores tiene como objetivo ser el terminal más bonito de todo el año. Este terminal tiene como objetivo ser el que tenga más ratio de pantalla de todo el mercado, y como hemos visto en numerosas imágenes, no conseguirá el 100% debido a que tendrá unos marcos ligeramente pequeños en la parte superior e inferior y tendrá la parte del altavoz superior sin ser pantalla.

Análisis del Xiaomi Mi MIX

El Xiaomi Mi MIX del año pasado fue una prueba que la firma china pasó con creces. Este terminal estaba destinado a ser un prototipo de lo que vendría en años siguientes, apostando por primera vez por materiales cerámicos, componentes con posibilidad de ser piezoeléctricos y conducir el sonido y demás novedades. Lo malo fue que, aunque fuese un diseño espectacular, tenía algunos acabados que no convencieron como la parte inferior con su cámara delantera o el formato de pantalla.

Ahora, Apple y Xiaomi tienen la oportunidad de tener el smartphone con mejor diseño del mercado debido a que el Samsung Galaxy Note 8 repetirá el diseño del S8 mejorado -con el problema del lector de huellas- y el Google Pixel 2 sigue siendo toda una incógnita, por lo que de momento, los dos terminales que tienen todas las de ganar en esta segunda mitad de año en pantalla son estos dos.

El diseño del Xiaomi Mi MIX 2 desvelado al completo

Aquí tenemos el diseño final de cómo sería el nuevo Mi MIX 2. Pues sí, no se ha tenido que filtrar, sino que ha sido el propio Philippe Starck, el diseñador del primero y ahora de este, el que lo ha puesto en su página oficial de Facebook. Es un concepto en el que ha estado trabajando y parece que finalmente será este el nuevo competidor del iPhone 8 para esta segunda mitad de año.

Nos encontramos un terminal todo pantalla por casi todos los lados, menos en la parte inferior en la cual vemos un pequeño borde incluso menor que el Galaxy S8. En este borde no nos encontraremos los botones de navegación ya que estarán en la pantalla como ya hemos visto en otros terminales de Xiaomi, pero sí tenemos que destacar es la inclusión de la cámara otra vez en la parte inferior -una decisión muy criticada, aunque la única-.

Otros detalles a destacar es que llevará USB Tipo C y altavoces, pero nos queda por ver la parte trasera del terminal para comprobar si tendrá un sensor de huellas trasera, un sensor de huellas en la pantalla o directamente prescindirá de él como ya lo va a hacer el nuevo iPhone incorporando el reconocimiento facial 3D. Un reconocimiento que ya se rumoreó que Xiaomi estaba trabajando en él.

De sus especificaciones, sabemos más o menos cómo serían. Llevaría un procesador Qualcomm Snapdragon 835 acompañado de 6 GB de memoria RAM y una resolución QHD. Su pantalla “infinita” sería de 6.4 pulgadas, la misma que el Mi MIX del año pasado, pero esta vez sería un terminal mucho más pequeño debido a que estaría más aprovechado. Llevaría Android 7.1.1 de serie con MIUI 9.

Para saber todo sobre él tendremos que esperar al 12 de septiembre que es el supuesto día en el que se presentará este nuevo móvil de Xiaomi, y quizá es en la misma semana de la presentación del iPhone 8, por lo que veremos muchas comparativas y polémica.

  • Jose Manuel Dominguez Vazquez

    Mmmm, y el diseño? menuda basura de articulo