El iPhone X presentado a finales del pasado año ha supuesto un antes y un después en el diseño de los iPhone. Con la llegada de las pantallas sin bordes y el controvertido “notch” que otros fabricantes están copiando en Android. Ahora hemos conocido que en el futuro podremos controlar el iPhone sin tocarlo y otras interesantes novedades.

Dentro de todas las novedades que estamos conociendo alrededor de los nuevos iPhone, destaca sin duda la posibilidad de que este 2018 conozcamos un nuevo modelo más barato, que contaría con algunas características menos espectaculares que las del modelo actual.

Una nueva interfaz para controlar el iPhone sin tocarlo

Apple quiere que podamos usar el iPhone sin tocarlo, sólo con gestos realizados delante de su pantalla. Con un mercado de móviles Android proveniente de Asia que ve cómo sus fabricantes cada vez son más innovadores, Apple quiere rizar el rizo y darle una vuelta de tuerca al uso de sus iPhone, y ahora conocemos los primeros detalles de en qué consistiría esta pequeña revolución. Esta nueva tecnología permitiría al usuario controlar el iPhone realizando gestos delante de la pantalla del terminal, sin necesidad de tocarlo físicamente.

frontal del iphone X

También se rumorea que Apple estaría desarrollando pantallas curvas, pero de una forma diferente a como lo hace Samsung, que ofrece bordes laterales curvos. Apple estaría trabajando en ofrecer estos bordes curvos también en la parte superior e inferior de la pantalla, algo que hasta ahora no se ha visto demasiado en el mercado móvil. De hecho se curvarían de afuera hacia adentro, de arriba a abajo. Sin duda una forma que podría revolucionar el diseño de los móviles, y que podría ofrecer una nueva forma de usar a la pantalla del móvil.

Animoji

Parece que dentro del proyecto de fabricar sus propias pantallas microLED, Apple estaría trabajando también en dotarlas de formas novedosas, dejando atrás las pantallas planas que siempre han acompañado a los iPhone, a pesar de que Samsung ofrece sus pantallas curvas desde hace varias generaciones de sus Galaxy S. Eso sí, mientras que la interfaz para controlar el iPhone sin necesidad de tocarlo se espera para dentro de un par de años, estas pantallas curvas no llegarían al iPhone hasta al menos dentro de tres o cinco años. Aun así, aunque suene a muy futurista, Samsung ya añadió controles para sus Galaxy S que no necesitaban tocar el móvil, como el seguimiento de nuestros ojos para navegar por Internet y otras utilidades similares. En cualquier caso parece que Apple busca diferenciarse de la competencia apostando todo a la innovación.