Era inevitable que antes o después sucediera. Nos referimos a una prueba en la que se realice una comparativa de la velocidad que ofrecen dos de los terminales más potentes que existen ahora mismo en el mercado actual: el Samsung Galaxy S8 y el LG G6. Pues bien, en un vídeo se puede ver justo lo que decimos.

Los dos terminales que se utilizan están conectados a la misma red WiFi, para que no existe variación a la hora de probar el acceso a Internet que ofrecen. Y, en el caso del Samsung Galaxy S8, el procesador que hay en el interior del modelo elegido es el Exynos 8895, que es el que llegará a España (no se ha podido dar uso a uno con Snapdragon 835, al menos por el momento). En lo que tiene que ver con el LG G6, el SoC que es de la partida es el Snapdragon 821, que es un modelo menos actual. La RAM en ambos casos es de 4 GB, por lo que aquí no hay diferencia alguna sobre el papel.

Vídeo comparativo del Samsung Galaxy S8 y el LG G6

A continuación dejamos la grabación que es lo verdaderamente importante, y hay que decir que la elección de los diferentes test a los que han sido sometidos ambos modelo en paralelo muestran el funcionamiento en un uso habitual, como puede ser el abrir la aplicación Cámara, le ejecución de algunos juegos y, como no, el acceso a diferentes páginas web.

En líneas generales, el Samsung Galaxy S8 se muestra superior al LG G6, pero este último sorprende lo bien que responde a la hora de someterle a los test y, la verdad, es que para nada desentona. Incluso, en algunos juegos este se comporta de una forma más fluida que el primero, pero lo cierto es que el nuevo terminal de gama alta de Samsung cuando saca a relucir el músculo de su nuevo procesador y en los títulos donde la gestión de polígonos es esencial, es cuando aparece su poderío.

Imagen de Samsung Galaxy S8 frente al LG G6

Por cierto, en el trabajo multitarea se comprueba que la RAM no es un apartado diferencial entre ambos modelos, lo que era previsible como hemos comentado. El caso, y a la espera de lo que pueda ofrecer el Samsung Galaxy S8 con Snapdragon 835, el que monta procesador Exynos demuestra que hoy por hoy es el modelo más potente que hay en el mercado. Eso sí, la elección de un LG G6 no es mala idea, ya que su comportamiento ha sido incluso mejor que el esperado.