Sin duda las comparativas entre los topes de gama de Samsung y HTC eran las más esperadas hace unos años, pero quizás habían quedado descafeinadas desde hace algún tiempo por la errática trayectoria de HTC. Pero los taiwaneses vuelven poco a poco por sus fueros hasta el punto de vivir una comparativa del Samsung Galaxy S8+ frente al HTC U11+.

El Samsung Galaxy S8+ se ha ido midiendo a los principales topes de gama del mercado, algo que hemos dejado patente en Topes de Gama, con pruebas como esta, donde se enfrenta a algunos de los topes de gama de 2017.

Comparativa del Samsung Galaxy S8+ frente al tope de gama de HTC

Sin duda ambos móviles representan lo máximo que podemos encontrar en el mercado en cada una de sus facetas. Partiendo del diseño, que sin duda es uno de los puntos fuertes de ambos terminales. En el caso del Samsung Galaxy S8+ con su pantalla infinita curva, que entra por los ojos rápidamente. En el caso del HTC, su acabado de espejo y los excelentes materiales que usa en su acabado, similares al Galaxy, hacen que tanto el HTC u11+ como el Samsung Galaxy S8+ sean dos móviles que “rayan” la perfección en este aspecto.

En cuanto al rendimiento, las espadas se mantienen en todo lo alto con ambos móviles, donde gracias al procesador Snapdragon 835 del HTC y al Exynos 8895 del Samsung, la velocidad y fluidez es extrema, con diferencias casi inapreciables entre ellos. En el apartado multimedia, ambos cuentan con una cámara con un sólo sensor, lejos de la tendencia de cámaras duales que nos rodea. En ambos casos con 12 megapíxeles, con una apertura muy baja en ambos casos. Sin duda los dos hacen fotos con una calidad extraordinaria, aunque el plus de calidad en este apartado quizás se lo lleve en Samsung. En cualquier caso son dos de los mejores móviles para hacer fotos nocturnas del mercado, y eso ya dice mucho del resto de la cámara.

Comparativa del Samsung Galaxy S8+

En cuanto a la pantalla, un elemento esencial de todo smartphone, en esta comparativa del Samsung Galaxy S8+ frente al HTC U11+ sale ganador por muy poco el terminal de los coreanos. Aunque los dos tienen una pantalla de seis pulgadas o más, la de Samsung tiene más luminosidad y brillo que la de HTC, aunque la de este último sigue siendo una excelente pantalla. Oros detalles interesantes, la curva en la pantalla del Samsung, o los Edge Sense del HTC, que nos permite ejecutar ciertas acciones con la presión de los dedos en el lateral. En definitiva, una apasionante comparativa que podéis seguir en el vídeo, de dos se esos móviles que se han ganado por mérito propio formar parte del Top 10 de smartphones de Topes de Gama.