Parece que la llegada del smartphone iPhone X no será un terminal que se quedará en un único modelo que se pone en el mercado (así, al menos, lo han indicado fuentes tan autorizadas como Jony Ive así). Por lo tanto, la compañía de Cupertino estaría trabajando en los sustitutos del año 2018… y utilizamos el plural, ya que serían dos los terminales en proceso.

Por el momento se desconoce si el nombre de los nuevos terminales se mantendrá en iPhone X o será cambiado, pero lo que si se apunta es que la razón para la llegada de dos modelos es que cada uno de ellos ofrecerá un panel diferente y, para sorpresa de algunos, ambos serán de unas dimensiones bastante considerables. Es decir, que serán phablets y, esto, se debe a que la tendencia en ventas en el mercado apuntan a un crecimiento por este camino.

Concretamente, las dimensiones de los paneles serían de 5,8 y 6,4 pulgadas, siendo este último un rival directo del Samsung Galaxy Note 8, pero no parece que el dispositivo del que hablamos y sea una evolución el iPhone X incluya un stylus. El caso, es que para conseguir esto, debería aumentar la RAM hasta los 6 GB, por poner un ejemplo. Pero, lo cierto, es que sería un movimiento de lo más interesante crear un iPhone X Plus por parte de Apple (y se necesitaría de una reducción de los marcos frontales muy importante).

Aspecto iPhone X Plus

Nuevos iPhone X, con alguna contradicción

Pues lo cierto es que en la fuente de la información y según se apunta en Apple 5×1 se indica que el tipo de panel utilizado en el modelo de mayores dimensiones sería tipo LCD, lo que ve en contra de lo que el modelo que en poco tiempo se espera que esté a la venta, que utiliza OLED. Esto puede hacer dudar que realmente el nuevo modelo de iPhone X pueda llegar o, simplemente, que el uso de este componente se deba a la intención de buscar una reducción de costes.

Posible diseño del iPhone X Plus

EL caso es que parece bastante claro que, con las informaciones que se ven teniendo, por parte e Apple se tiene la intención de dar continuidad a iPhone X y, por ello, ya se trabaja en sus sustitutos y, para ello, se apuesta por las pantallas de grandes dimensiones y se han quedado por el camino otras posibilidades que se han podido barajar como por ejemplo las 5,28 pulgadas -que, por lo que parece, se ha descartado definitivamente-. Evidentemente, seguro que los de Cupertino tiene preparadas sorpresas para estos modelos, ya veremos cuáles.