Hace unos meses Tesla presentaba de forma oficial su primer camión eléctrico, el Tesla Semi, un vehículo que parece venido del futuro por su peculiar diseño. Ahora un vídeo nos ha mostrado al Tesla Semi en acción por calles californianas, dejando ver su diseño y tamaño en un entorno cotidiano.

Un Tesla Semi que tiene por delante todavía muchos meses hasta su llegada a las calles y sus propietarios, de hecho se espera que esto se produzca en 2019, el próximo año. Un camión sobre el que existen muchas dudas acerca de cómo Tesla podrá ofrecer una autonomía tan importante en un vehículo de estas características.

El Tesla Semi en acción en vídeo

Esto no sería noticia si no fuera porque podemos ver al Tesla Semi fuera de su zona de confort, que no es otra que el escenario donde se presentó en su momento y los laboratorios de la firma. Como es lógico, lo que más nos interesa es ver el aspecto de este Tesla Semi y como no, el sonido a su paso, que como os podéis imaginar no tiene nada que ver con el de un camión tradicional con motor de combustión.

En este vídeo saltan a la vista algunos detalles, uno de ellos bastante llamativo que lo diferencia del modelo de la presentación, ya que como podéis comprobar tiene espejos laterales, algo que no se mostró en la presentación. Muchos quedaron fascinados por la ausencia de los espejos cuando se presentó, ya que se pensó que Tesla podía haber introducido algún sistema alternativo con cámaras. Algo que desde luego podría seguir en pie, pero en lo que nos decepciona un poco este vídeo.

Eso sí, Tesla podría seguir desarrollando esa alternativa, y la presencia de estos espejos deberse a la normativa legal. Por otro lado llama la atención el sonido del Tesla Semi al pasar por delante de la cámara. Sólo escuchamos el zumbido lógico del aire que mueve y un sonido eléctrico que no deja de sorprendernos. Sin duda es uno de los aspectos que más nos va a chocar a muchos con la llegada de los vehículos eléctricos. En cualquier caso es un vídeo que demuestra que Tesla sigue adelante con las pruebas de su Semi, y que trabaja a destajo con un camión del que algunos son escépticos acerca de las prestaciones anunciadas.

  • Ó.M.

    Pegasus en un emulador, para evitar todos los ‘problemas’ que últimamente vimos con los fabricantes haciendo pruebas en la realidad. Es un sistema completamente virtual en el que no existen los peligros inherentes a tomar datos y realizar pruebas usando coches de verdad, en carreteras de verdad y con elementos reales.

    … que sirva para algo o no teniendo en cuenta que en algún momento no queda más remedio que salir a la realidad, es discutible.