Tesla es el actual rey dentro del mercado de los coches eléctricos. La compañía de Elon Musk presume de contar con una completa gama de vehículos de todo tipo. ¡Incluso tienen un camión eléctrico! Pero últimamente los problemas de Tesla no paran de aumentar. A la reciente demanda por parte de Nicola Motor, ahora hemos conocido a un nuevo rival de Tesla: NIO.

Hablamos de una startup asiática que quiere plantar cara a Tesla en el mercado de los coches eléctricos siguiendo una estrategia muy parecida a la que utilizó Apple para dominar el mercado de la telefonía. Lo primero que piensas a la hora de explicar el secreto del éxito de Apple lo más probable es que pienses en el hardware y la tecnología de Apple. Pero el secreto de la compañía con sede en Cupertino, por lo menos según el fundador de Nio, Willian Li, es la experiencia de usuario premium, su completo ecosistema de aplicaciones y la administración de cuentas.

coche de lujo Nio

Nio, el nuevo rival de Tesla que sigue los preceptos de Apple

El propio CEO de la compañía afirma que utiliza el iPhone desde hace 10 años ya que Apple tiene toda su información. Y quiere aplicar un concepto semejante  en el sector de la automoción.

Un vídeo Tesla muestra imágenes del nuevo Roadster y una curiosa sorpresa

Para ello quiere crear un ecosistema propio que haga que los usuarios quieran seguir comprando con productos de la compañía. Decir que la gama de vehículos de NIO cuentan con un sistema de conducción autónomo, un asistente con inteligencia artificial llamado NOMI, un servicio de intercambio de baterías en 3 minutos o incluso una app que permite a los usuarios hablar directamente con los ejecutivos de la compañía o asistir a eventos relacionados con la compañía.

Tesla

De esta manera, la compañía pretende hacer que su marca tenga un valor añadido que la diferencie de las demás y que haga que el usuario prefiera seguir apostando por las soluciones de NIO antes de probar con otras marcas.

Tesla deberá indemnizar a los propietarios del Tesla S y Model X

Siguiendo con los problemas de Tesla, finalmente se ha resulto la demanda colectiva contra el fabricante de coches eléctricos por haber tardado tanto en lanzar la actualización que incorpora su sistema de conducción semiautónoma llamado Autopilot, además de afirmar que el sistema era “esencialmente inútil y demostrablemente peligroso”.

Ahora ambas partes han llegado a un acuerdo, que será aprobado  muy pronto por la jueza federal del distrito Beth Labson Freeman, para que los usuarios que compraron o alquilaron cualquiera de estos dos coches reciban entre 20 y 280 dólares si lo hicieron entre octubre de 2016 y septiembre de 2017