Tesla, la firma de Elon Musk sigue invadiendo poco a poco las ciudades de todo el mundo con sus supercargadores, que pueden ofrecer una carga completa del vehículo en sólo una hora. Ahora estos supercargadores llegan a las ciudades con un nuevo diseño y las mismas especificaciones.

Una competencia que cada vez es más feroz para Tesla, ya que cada semana conocemos un nuevo competidor que dejará atrás los motores de combustión para centrarse en los de energía eléctrica, como en el caso de Jaguar y Land Rover, que lo hará en 2020.

Nuevos supercargadores de Tesla

Desde hace tiempo Tesla ha estado instalando en todo el mundo cargadores específicos para sus vehículos, junto con el creciente parque de coches de la marca que se va extendiendo por el planeta. Hasta ahora habíamos conocido el conocido como “supercharger” de Tesla, que ahora tiene un nuevo sucesor pensado específicamente para integrarse en grandes ciudades de todo el mundo, algo que han empezado a implantar desde hoy en dos ciudades norteamericanas, como son Nueva York y Boston.

Tesla

aspecto de los nuevos cargadores de la firma

Ahora conocemos el diseño exterior de este nuevo cargador de Tesla, que como podéis ver en las imágenes es mucho más compacto y minimalista que su predecesor, adaptándose así mejor al espacio con el que pueden contar estos cargadores en una gran ciudad, donde cuanto más pequeños sean mejor serán aceptados por los usuarios de estos vehículos. Lo mejor de todo es que a pesar de ser unos cargadores más pequeños, estos cuentan con las mismas aptitudes que los modelos anteriores, lo que quiere decir que tienen la misma potencia que estos.

batería del Tesla Model 3

Los nuevos cargadores de Tesla para las ciudades ofrecen también una potencia de 72 kilovatios, por lo que también pueden cargar completamente una batería de coche Tesla completamente agotada en sólo una hora, lo que sin duda es un gran paso en la normalización de este tipo de energía alternativa a la de los combustibles fósiles. Incluso en condiciones en las que al lado se esté cargando otro coche igual. De momento llegan ocho de estos nuevos cargadores a Nueva York y otros diez a Boston. De momento no se sabe nada de la llegada de estos supercargadores a otras ciudades, pero sin duda queda claro que el diseño del que gozan ayudará y mucho a integrarlos en los entornos urbanos, donde se dispone de tanto espacio y donde todo debe ser medido al milímetro.