Seguro que a muchos de vosotros todavía os parece increíble eso de que los coches circulen solos por las carreteras y que, en determinados casos, lleguen a ser más seguros que los que conducimos los seres humanos. Y buscando siempre una mayor fiabilidad en este campo, parece que Tesla ha activado, por fin, algunas de las mejoras que habían prometido los de Elon Musk con el lanzamiento de la segunda generación del hardware de pilotos automáticos (Autopilot)  de sus coches.

Se inicia la actualización

Fue el pasado mes de octubre cuando Tesla puso a la venta las primeras unidades de sus coches con la segunda generación del hardware Autopilot, que verían incrementada su fiabilidad y seguridad gracias a las novedades incorporadas por los norteamericanos. Pero cuál fue la sorpresa cuando muchas de esas principales mejoras quedaron desactivadas de todos los coches a la espera de que se fueran actualizando poco a poco.

Pues bien, hay que decir que ha sido el propio Elon Musk el que ha anunciado en sus redes sociales esa activación de algunas de las mejoras que incorporaban los vehículos con la segunda generación del hardware que permite la conducción autónoma. Lo que vulgarmente se llama Autopilot y que un juzgado norteamericano ya ha dicho que deben sustituirlo para no confundir a los usuarios.

Aun así, parece que todas las mejoras que traerá el hardware de segunda generación de estos coches no serán activadas por completo hasta dentro de algunos meses, por lo que se espera que sea un proceso lento. Aun así, de momento ya han llegado algunas de esos updates a la segunda generación de vehículos que empezaron a venderse en octubre de 2016.

Mejoras del HW2 activadas

Como os decimos, no todas las actualizaciones de la segunda generación están activas pero las que sí han llegado tienen que ver con el control de (velocidad de) crucero adaptativo, la alerta de colisión frontal y el Autosteer (dirección automática), que es el sistema que mantiene al coche dentro del carril cuando está en marcha. Decir que esta opción solo estará disponible mientras circulamos a velocidades inferiores a los 70 Km/h. (aproximadamente 45 mph.). Esto último lo justifican desde Tesla porque es más necesario cuando nos encontramos en condiciones de tráfico denso en carretera.

Tesla, conducción autónoma

Todas estas mejoras están encaminadas a aumentar la seguridad de la conducción autónoma del coche y hay que recordar que esta segunda generación del hardware está basado en una doble cámara que ofrecen nuevas funcionalidades que afectan directamente a la detección y parada de los vehículos ante señales de Stop o semáforos en rojo. Eso sí, parece que los modelos anteriores a octubre de 2016 no podrán actualizarse y disfrutar de estas ventajas que, como es lógico, solo buscan hacer mucho más segura la circulación con este tipo de vehículos.

Recordad que hace algunos meses saltó a los medios la noticia de un accidente mortal de un Tesla Model S en Florida y que recientemente las autoridades judiciales absolvieron a los de Elon Musk de cualquier responsabilidad, incidiendo en que el conductor tuvo tiempo de coger los mandos del coche y evitar el accidente. Sea como fuere, ¿qué os parece eso de los coches que conducen solos? ¿Os fiaríais de ellos?