Con la llegada de la conducción autónoma se abre un universo de nuevos usos que vienen a redefinir por completo la idea que tenemos de lo que es un coche. Y por eso VW quiere llegar al futuro con un nuevo modelo que viene a considerar más como un asistente personal que un simple vehículo en el que montarnos e ir de un lugar a otro.

En esencia, la tecnología que lo cambia todo es la posibilidad de que un vehículo sea capaz de ir de manera independiente de un lado a otro con unos niveles de seguridad más que considerables. Eso permitirá al Sedrich llegar al mercado con la tipificación de vehículo autónomo para el que no hace falta un conductor humano.

Sedrich de VW

Como os decimos, una vez que sacamos al hombre de la ecuación, lo que queda es una especie de miembro más de la familia capaz de llevarnos y traernos donde le digamos. Pero es más, si no podemos ir nosotros, podremos enviarlo a hacer lo que sea. Imaginad que vienen unos familiares el fin de semana y tenemos que recogerlos en el aeropuerto: mandáis a Sedrich y listo. O salen los niños del cole: dais la orden y el nuevo vehículo de VW hará el resto.

Sedrich de VW

Es más, Sedrich funciona gracias a un único botón, que es el que tendremos que pulsar para llamarlo y que venga a recogernos donde nos encontremos. Ese es el único control que tendremos en el coche ya que no tendrá ni volante, ni pedales ni nada. Este modelo se ha concebido como un transporte familiar capaz de ir y venir solo y cuyos cristales no lo son tanto: en realidad se trata de pantallas OLED que pueden proyectar datos que lleguen, por ejemplo, a informar a los pasajeros de curiosidades sobre el lugar por el que circulan.

No es un coche, es un salón confortable

Tal es el concepto que hay detrás de Sedrich que para VW no estamos hablando de un interior que podríamos considerar como tradicional, sino que lo ha concebido como un salón sobre ruedas capaz de procurar comodidad a todos sus pasajeros. En la descripción que hacen los alemanes en su nota de prensa hablan de que “Sedrich [es] un cómodo salón sobre ruedas, equipado con materiales cuidadosamente seleccionados. Un ejemplo de esto es el recubrimiento de abedul utilizado para tapizar superficies grandes. Es un material háptico, natural y agradable al tacto”.

Sedrich de VW

Tened en cuenta que Sedrich no tiene un conductor al volante” por lo que “los pedales y los controles de conducción son […] superfluos”. Esto, según VW “permite una nueva sensación de bienestar en el vehículo… una sensación de bienvenida a casa“.