Sin duda la década que estrenaremos dentro de casi dos años va a ser una de las más emocionantes que vivamos en lo referente al transporte individual y colectivo. Con el coche eléctrico y autónomo en el horizonte, Hyperloop supondrá otra revolución. De hecho la primera ruta de Hyperloop está un poco más cerca.

Hyperloop es un medio de transporte que nos podría llevar casi tan rápido por tierra como lo hace un avión comercial por el aire, dentro de un tubo supersónico, y cada poco tiempo solemos conocer un nuevo récord de velocidad de esta tecnología.

Movimientos oficiales para la primera ruta de Hyperloop

Hoy nos hacemos eco de unas informaciones que desvelan que se ha dado el primer paso para que Hyperloop pueda tener un soporte oficial y un desarrollo real en Estados Unidos. Para esto es clave la colaboración por parte de las autoridades de cada estado de aquel país, y parece que el primer paso en este sentido se acaba de dar. Ha sido Hyperloop Transportation Technologies, una de las empresas más activas en el desarrollo de esta tecnología, la que ha firmado sendos acuerdos con las autoridades para desarrollar el Hyperloop con sus primeras rutas oficiales.

primera ruta de Hyperloop

Porque Hyperloop Transportation Technologies ha firmado acuerdos con la Agencia Coordinadora del Área Norte de Ohio (NOACA) y el Departamento de Transporte de Illinois (IDOT), en lo que supone un primer paso para oficializar el desarrollo de esta tecnología, y en este caso, poder crear un corredor interestatal de Hyperloop que pueda unir ambos estados en un futuro cercano. Y decimos que la primera ruta de Hyperloop está más cerca porque sin duda con la firma de estos acuerdos de la empresa con dos organismos de transporte oficiales, se multiplican las posibilidades de poner en marcha alguno de estos ambiciosos proyectos que se están estudiando actualmente en todo el mundo.

La ruta de Hyperloop que podría derivar de este acuerdo en el futuro sería la que uniría las ciudades de Cleveland y Chicago, a las que les separan 503 kilómetros, en sólo 28 minutos, gracias a una velocidad del Hyperloop de 1174 kilómetros por hora, sin duda algo que equipararía a este transporte terrestre con el aeronáutico. Así que sin duda alguna este tipo de noticias nos recuerdan que Hyperloop es cada vez una alternativa más palpable al transporte tradicional, y que podríamos ver cómo se hace realidad durante la próxima década en muchos lugares del mundo, especialmente en Estados Unidos.