Estamos estas semanas acostumbrados a ver diferentes presentaciones de coches eléctricos o autónomos en el mercado, como competidores de Tesla, pero hoy Mercedes AMG apuesta por otro tipo de proyecto, el Project ONE, que llegará para ser un deportivo híbrido con motor de Formula 1.

Aprovechando la feria del Salón del Automóvil de Fráncfort de este año, Mercedes ha decidido desvelar cómo sería su próximo vehículo orientado a lo eléctrico, aunque todavía sin ser 100%. Project One ha sido el espectacular deportivo en el que han estado trabajando los últimos años, que contará únicamente con dos plazas, tendrá toques de Formula 1 que ahora vamos a comentar y ya tiene fecha de salida.

Así es Project ONE, el deportivo que podría correr en la Formula 1

El motor que vemos en este nuevo deportivo es el mismo que vemos en Mercedes AMG Petronas, pero con unas ligeras modificaciones para que, por ejemplo, pueda ir a muy bajas velocidades, ya que en la competición si un Formula 1 va a 20 km/h -por ejemplo- puede llegar a romper el motor. Project One cuenta con cuatro motores eléctricos que tienen una velocidad máxima de 350 km/h, y una aceleración muy parecida a la que podemos ver en la Formula 1, de 0 a 20 km/h en tan solo seis segundos, una barbaridad para un coche de calle.

Cuenta con una potencia total de 1013 CV, y tiene una caja de cambios manual de hasta ocho velocidades, que permite el crucero automático. Su batería nos deja con una autonomía de 25 kilómetros, algo baja para un coche eléctrico pero lo normal para uno con motor híbrido. Sus neumáticos tampoco se quedan cortos, ya que cuentan con los Michelin Pilot Sport Cup, de los mejores del mercado.

Este coche saldrá al mercado en 2019 y no, no será un coche para todo el mundo, dado que tendrá un precio de 2.25 millones de euros, sumándole a que no hay stock disponible. Dos años antes de su lanzamiento ya están todas las unidades vendidas, ya que solo es para determinada gente que puede permitirse conducir un Formula 1 por la calle. Solo habrán 275 unidades.

Lo único que hemos podido ver del diseño del coche ha sido el vídeo mostrado arriba, pero en el Salón del Automóvil que empieza en dos días se exhibirá para todo el mundo. Por fin se podrá conducir un Formula 1 en calles convencionales, con velocidades relativamente bajas, algo que en la competición es imposible debido a su motor.