Si hay algo que está muy claro con Elon Musk es que, cuando es parte de una presentación, resulta complicado aburrirse y acabar decepcionado. Y esto es justo que ha ocurrido con el último evento donde The Boring Company -una de sus compañías- era la estrella. En ella, el directivo anunció su idea para acabar con los problemas del tráfico: Loop.

El nombre suena bastante al proyecto en el que trabaja Musk denominado Hyperloop y que tiene por objetivo comunicar de forma rápida por túneles subterráneos diferentes lugares del mundo. Algunas opciones del proyecto se comparten, pero con Loop lo que se utilizará son vehículos eléctricos que irán bajo tierra por carriles directos punto a punto. Por lo tanto, será una nueva versión del metro que se conoce en la actualidad (incluso el directivo bromeó indicando que, antes o después, ambas compañías acabarán asociándose).

Elon Musk no quiere problemas: revolucionará la fabricación del Tesla Model Y

El caso, es que la idea en la que se trabaja en The Boring Company, que está cerca de acabar su primer elementol de prueba en Los Ángeles (creado con capital privado), es crear túneles -por la facilidad de construcción que estos tienen actualmente, tanto por dimensiones como por número- en los que se transitaría de un lugar determinado a otro en “vagones” para dieciséis personas. Interesante que en el concepto que se tiene no existan estaciones como tales, ya que los vehículos estarán en superficie y, directamente, bajarán al túnel en cuestión para comenzar con el viaje. Para muestra un vídeo conceptual que ha publicado el propio Musk:

Loop, un transporte rápido y económico

Estos dos detalles han sido de los más impactantes conocidos en la presentación en la que ha estado presente Elon Musk. En el primero de los casos según se ha indicado los vehículos que serán parte de Loop viajarán -con total seguridad según el directivo-, a 240 kilómetros por hora, por lo hablamos que muchos desplazamientos que significan horas en una ciudad atascada se reducen a minutos. El segundo detalle, y esto también se puede catalogar casi como impresionante, es que el coste de un viaje en Loop se espera que se sitúe en un dólar. Sin duda, si ambas promesas se cumplen, sería un punto de inflexión para mejorar el tráfico en las ciudades y, además, con energía limpia.

Aspecto de un vehículo de Loop

Elon Musk no ha dado fecha alguna para llegada real de Loop, pero considera que este tipo de transporte tiene mucho más futuro que los taxis voladores, como por ejemplo en los que trabaja Uber. La cantidad de vehículos que pueden transitar bajo tierra es mayor y, además, su seguridad cree que también es superior. El primer lugar en el que llegará Loop, como hemos indicado, es Los Ángeles, pero en palabras del propio directivo “si puedes conseguirlo en esta ciudad, lo puedes hacer en cualquiera”. Lo dicho, con Elon Musk es complicado no conocer algo llamativo en una presentación.