Seguro que muchos de vosotros habéis jugador alguna vez al popular scalextric, con esos coches de carreras a escala que recorren a toda velocidad las pistas anclados a un raíl del que no pueden zafarse. Pues bien, según hemos conocido, en el futuro conducir coches eléctricos será mucho más similar a hacerlo en un scalextric, al menos en Suecia.

Poco a poco la llegada de nuevos vehículos eléctricos va siendo una realidad, el último del que hemos conocido una entrada en producción ha sido el futuro Tesla Model Y, el SUV compacto que podría fabricarse a partir de finales del próximo año.

Una nueva forma de conducir coches eléctricos mientras se cargan

Uno de los principales contras que tienen los coches eléctricos es la escasez de electrolineras disponibles, pero incluso en el caso de encontrar una, el tiempo de repostaje es infinitamente superior al de un coche de gasolina convencional. Pues bien, dentro del plan Sueco para acabar con los combustibles fósiles dentro de 12 años, se ha inaugurado la primera carretera con un raíl integrado que proporciona electricidad a los coches eléctricos. Y aquí es donde entra en acción el factor Scalextric del que hemos hablado unas líneas hacia atrás.

Esta carretera tiene una longitud de 2 kilómetros y parte del aeropuerto de Estocolmo. Pues bien, esta carretera es capaz de ofrecer electricidad de forma ininterrumpida a los vehículos eléctricos gracias a un curioso sistema, que como decíamos, nos recuerda mucho al tradicional Scalextric. Este sistema despliega una especie de trencilla gigante o brazo móvil desde la parte inferior del vehículo, y gracias a este absorbe energía que consumirá en tiempo real. De esta forma el suministro de luz es continuo y la recarga se puede hacer mientras utilizamos el coche.

Conducir coches eléctricos

Es una experiencia piloto, pero que pronto va a tener réplicas en países como Estados Unidos o Alemania. Un dato interesante es que la empresa concesionaria de la obra o carretera, será la encargada de monitorizar el gasto que haga cada vehículo de la red  eléctrica en estas carreteras, para después cargar a la factura del cliente este gasto. Sin duda sería una excelente solución para recargar el coche eléctrico de forma constante y así olvidarse de tener que recargar. El gobierno sueco espera poder construir 5000 kilómetros de carreteras equipadas con esta tecnología, cifra en la que confían para acabar con el fantasma del repostaje entre los usuarios de vehículos de este tipo.

  1. El Porsche Mission E adoptará una característica de los Tesla