Finalmente se acaban lo rumores y las filtraciones sobre el camión eléctrico que prepara Tesla se van a terminar pronto, ya que se ha confirmado el día que el que será presentado este modelo. Será el próximo mes de octubre de este año 2017 y, en ese momento, se podrá ver cómo es realmente la apuesta de la compañía liderada por Elon Musk.

Y ha sido el propio CEO de la compañía el que ha desvelado el día concreto en el que el camión (concretamente un semi truck, por lo que no hablamos de un modelo destinado al transporte pesado y de larga distancias) será una realidad, al menos en lo que se refiere a características y diseño -la producción ya veremos cuando empieza, y el tiempo que lleva para que finalmente se vea rodando el primer modelo-. El caso, es que será el próximo día 26 de octubre de este año cuando Elon Musk haga la correspondiente presentación.

Tesla estrena los supercargadores específicos para ciudades

El lugar elegido es Hawthorne, California (EEUU), y como es habitual en el magnate propietario de Tesla y de compañías como Space X, ha utilizado la red social Twitter para dar a conocer sus planes. Lo cierto, es que Musk maneja este tipo de comunicados y sus formatos de una forma ejemplar. Curiosos los dos adjetivos que ha dejado de su camión: “bestia” e “irreal”. Ahí es nada.

El camión de Tesla, con algo de retraso

Pues sí, hay que recordar que el propietario de Tesla a principio de año que su nuevo camión eléctrico sería presentado en el mes de septiembre, pero la llegada del nuevo modelo de coche eléctrico y todas las complicaciones que lleva el desarrollo de un vehículo, como por ejemplo permisos y diseños, finalmente es en octubre cuando se podrá conocer el nuevo miembro de la compañía. Conociendo los retrasos que sufren los productos de Musk -lógicos en parte ya que son muy novedosos-, un mes parece poca cosa la verdad.

Diseño camión eléctrico

Del camión de Tesla no se conocen muchos detalles, algo que sí ha ocurrido con el de Cummins, todo hay que decirlo, aparte que utilizará electricidad como fuente de energía (para intentar ser el sustituto del diésel) y que ofrecerá una autonomía de media distancia, que podría rondar los 250 kilómetros o algo más. Aparte, todo apunta que con este vehículo se podría estrenar un nuevo sistema de conducción autónoma que tendrán en la copia de los trayectos de un coche líder -de forma parecida a como se ve en los pelotones en el ciclismo-.