La generación actual de sistemas de sobremesa nació en 2013, y ya llevamos casi 5 años con ellas. El relevo generacional podría no andar muy lejos y 2019 ser el último año de la 8ª Gen. Y para la 9ª Microsoft podría lanzar dos modelos de Xbox, una tradicional y otra conectada a la Nube que llegarían en 2020. ¿Son estos rumores ciertos? Veamos esa Xbox Scarlett.

Si algo queda claro de la tecnología actual es que los ciclos generacionales de los dispositivos electrónicos son cada vez más cortos, como vemos en el ritmo imposible de la Telefonía móvil, con marcas lanzando dos y tres topes de gama al año. Y en las consolas de sobremesa no es una excepción, ya que claramente la actual generación no va a durar la década larga de la anterior. Llevamos en la 8ª generación de consolas de sobremesa desde finales de 2013, lo que son prácticamente 5 años ya en un momento actual en el que las novedades se desactualizan rápidamente. De hecho, en apenas 1 año hemos visto como como Sony y Microsoft han tenido que lanzar nuevos modelos para estar a la altura del desafío tecnológico.

Xbox One X

Xbox Scarlett

Es Microsoft precisamente la que más consolas lleva, ya que son tres en menos de 5 años -Xbox One S y One X salieron con un año de diferencia solamente- una locura teniendo en cuenta que son sistemas dentro de la misma generación. Pero es lo que el ritmo actual demanda -o lo que nos han impuesto. Sea como sea, está claro que los sistemas están agotados y necesitan relevo. Y la 9ª Gen está asomando ya, de hecho hemos conocido lo que podría ser el plan de Microsoft para iniciar la próxima generación. Un plan basado en este concepto: lanzar dos Xbox, una tradicional y otra basada en la Nube.

Surgido en la web Thurrott, este dato -sin confirmar oficialmente- señala que la cuarta consola de sobremesa de Microsoft sería la Xbox Scarlett, que vendría en un modelo tradicional de sistema basado en discos de juego, con disco duro y conexiones HDMI, soporte 4K, etc. Pero es el segundo modelo de la inesperada dupla el más interesante, ya que sería una Xbox Scarlett basada completamente en un modelo digital, diseñada para ejecutar juegos por streaming desde la Nube centrándose tanto en el exitoso Xbox Game Pass -una especie de Netflix de juegos para los sistemas Xbox- como en el propio servicio online que Microsoft anunció en el E3 2018 pasado.

Xbox Game Pass

Más barata que la tradicional

Dado que no ejecutaría juegos físicos -todo iría con suscripción en cuanto al software-, sino todo online, esta Xbox conectada a la Nube sería más barata que la Scarlett con su lector físico, ya que no necesita montar tantos componentes al no tener que meterle discos y saldría con “lo básico“. Y lo que es más importante: resolvería problemas de latencia y Lag al ir todo en streaming. Eso sí, a cambio tienes un sistema que depende absolutamente de una conexión a Internet estable, ya que no podría ejecutar nada estando offline.

Según los rumores, ambas Xbox Scarlett llegarían al mercado en 2020, fecha en que arrancaría la 9ª Gen tras 7 años de la actual. Si eso es verdad, entonces en 2019 tendríamos que empezar a ver rumores fuertes sobre esta Scarlett, aunque la cuestión hoy por hoy es, si de verdad estas Xbox están en desarrollo, ¿os compraríais la Scarlett conectada a la Nube por pagar menos y no tener que salir por juegos, u optaríais por la tradicional?