Todos sabemos la afición que tiene Nintendo a lanzar un producto, agotarlo casi de inmediato y jugar con su valor anunciando que habrá pocas unidades más a disposición de las tiendas. Y en el caso de la Classic Mini NES eso puede estar ocurriendo otra vez, tras aquella primera remesa que se terminó en el momento de salir justo en el pasado mes de noviembre y una segunda a principios de febrero.

¿Nintendo ha dejado de fabricarla?

Básicamente esas son las informaciones que se desprenden de algunos distribuidores de países nórdicos que, tras agotar la segunda remesa que llegó a las tiendas a principios de mes, han recibido la respuesta de que no habrá más consolas disponibles porque los japoneses las han dejado de fabricar.

Dicho así sonará especialmente duro para los que todavía no hayan podido conseguir una, pero lo cierto es que cuadra bastante con las costumbres de Nintendo en este tipo de productos que se pueden considerar como de coleccionista, y que no juega nunca a depreciar su valor. Si os acordáis ya pasó con las primeras figuras de Amiibo y en otros muchos casos de celebración con ediciones especiales de consolas por los 15 ó 20 años de Mario.

El mensaje que se ha podido leer en Facebook, de una cadena de tiendas noruega, se puede leer que será complicado cumplir con todos los pedidos que tienen pendientes ya que “la producción se paró”. Además, cuentan que “Classic Mini NES podría contar con entregas entre marzo y abril y luego se acabó”.

Classic Mini NES

Recordad que los mensajes de Nintendo siempre han ido en el sentido de afirmar que estaban trabajando en “aumentar la producción” ya que parece evidente que no está siendo fácil su reposición, una vez vistos los tres meses que han pasado desde aquellas primeras unidades que llegaron al mercado y las nuevas de hace apenas 15 días.

Éxito de ventas y nuevas versiones

Desde su lanzamiento el pasado mes de noviembre y hasta hoy, Nintendo ha conseguido vender más de 1,5 millones de Classic mini NES que, si se hubieran fabricado a mejor ritmo, habría superado sin problemas esos números. Es evidente que detrás de este éxito se encuentra ese fenómeno nostálgico que está invadiendo el mercado de todo tipo de revivals y que en un futuro podría tener mayor continuidad.

Al fin y al cabo son muchas las informaciones que hablan de que, tras esta Classic Mini NES podríamos disfrutar de otra Classic Mini SNES o una Classic Mini Nintendo 64. Versiones todas que servirían para ayudar en unas cuentas de los japoneses que han estado en rojo demasiado tiempo y que gracias a los Amiibo, su apuesta ciega por sus franquicias en 3DS (y Wii U) y el lanzamiento de Nintendo Switch podrían devolverle a lo más alto del mercado.

Es cierto que los de Miyamoto llevan muchos años sin mandar de verdad en el mercado (desde SNES), pero nadie ha puesto en duda nunca su capacidad para sobrevivir en un entorno especialmente adverso.