Hoy llega a las tiendas Lego Worlds para PlayStation 4, Xbox One y PC y es más que evidente que todas las miradas se han girado para ver cómo reaccionan en Microsoft, ya que si hay un título que podríamos llegar a considerar como amenazado es el de Minecraft. Aunque bien es cierto que son muchos los años que lleva a sus espaldas y la enorme comunidad de millones de jugadores salvaguardan cualquier contratiempo.

Pero es obvio que todos los imperios acaban cayendo, tarde o temprano, y Lego Worlds podría ser el que, en un futuro, vaya devorando sus cimientos poco a poco, si prisas y sabiendo que si hay una franquicia que es un seguro de éxito en los últimos años, esa es la de Lego: juguetes, videojuegos, películas…

Este título lleva, además, casi un par de años dando vueltas con versiones beta que han ido probando muchos usuarios. Cuando se anunció en 2015, ya fueron muchas las voces que hablaban de que el objetivo de Lego (y Warner Bros Games) era ir a por el nicho de mercado de Minecraft apelando al origen mismo de la propia compañía danesa: las fichas y la posibilidad de construir lo que queramos.

Fabrica, juega y crea tu historia

Lego Worlds es una enorme mesa de trabajo en blanco donde el jugador podrá crear todo lo que le apetezca, o explorar lo que le ponen delante, con el único límite de su imaginación. Para eso tendremos como materias primas esas fichitas de Lego tan características y que nos permitirán crear la forma que nos apetezca. Da igual si queréis replicar el coche de Batman o algunas de esas torres de la serie Architecture de Lego. Todo es posible.

Además de eso, existe el componente comunidad ya que una de las claves de Lego Worlds es que podremos compartir todo lo que hagamos, o hagan los demás, y jugarlo solos o en compañía gracias al modo pantalla partida que utilizan todos los juegos de Lego, o de manera remota a través de internet.

Lego Worlds se sirve de muchos momentos donde podremos terraformar escenarios completos con técnicas procedurales, es decir, que no encontraremos dos iguales en ningún universo del juego que compartamos. De esta manera podréis crear montañas, valles, océanos profundos o lo que queráis. Eso sí, el juego cuenta con un elemento muy aleatorio como es el de los personajes que nos vamos encontrando, o lo objetos que podemos recolectar, como si fuera una aventura donde el guión lo ponemos nosotros, así como los vehículos e ingenios que nos deja pedir para explorar más rápidamente el mundo que estemos transformando/explorando. Por cierto, mapas que son infinitamente grandes.

Eso sí, aunque las diferencias parecen evidentes, no hay duda de que Warner Bros Games ha creado con Lego Worlds un competidor para un Minecraft que no parece tener límite. Eso sí, veremos si este lanzamiento de TT Games se convierte en el heredero del desarrollo de Mojang o si es solo un Lego más. ¿Vosotros qué creéis?