Ya debéis tener disponible en vuestras consolas el aviso para la actualización de Xbox One, una de las mayores que ha visto la consola y que no solo incluye mejoras en el apartado visual o de funcionamiento de la consola, sino que también supone un reajuste de muchos de sus menús y la llegada de servicios tan esperados como Beam.

Recordad que ayer mismo os contábamos que la actualización de Windows 10 Creators Update estaba al caer (en abril) y Microsoft ha querido sincronizarlo haciendo lo propio en su consola. Beam será el lugar donde compartamos todo tipo de contenidos de nuestra actividad gamer en una apuesta por el crossplatform con ordenadores: jugar, emitir, compartir, participar, chatear, etc. Pero hay más.

El giga de descarga parece bastante justificado ya que podremos usar una opción llamada Copilot para tener dos gamepads sincronizados al mismo jugador. Por ejemplo, tener un mando normal y otro Pro para las competiciones online. Lo cierto es que esta opción es terriblemente cómoda ya que nos evitará tener que estar conectando y desconectando los mandos con los cables cada vez que queramos usar uno u otro.

Xbox One update de marzo

Todos los menús también sufren un restyling y muchos elementos cambian de orden para dar una mayor espectacularidad al dashboard, haciendo notar todos los elementos gráficos de los juegos, lo que hace más sencillo acceder a sus páginas principales, tanto en el hub como en la tienda, por si queremos compartir algo o comprar un nuevo complemento.

También, este update nos permitirá poner un límite de tiempo de juego en las cuentas de nuestros hijos, por ejemplo, ajustando el uso de Minecraft a una o dos horas o evitando que se estén todo el día pegados a la pantalla (cosa que nadie ha dicho que sea mala). Por cierto, si no os ha saltado el aviso de actualización, podéis ir a la configuración de la consola y provocarla manualmente. Eso sí, recordad que pesa algo más de un giga…