Nintendo Switch lleva ya entre nosotros algo más de dos semanas, desde el pasado 3 de marzo, y nos ha dado tiempo a probarla de todas las formas imaginables para dar una pequeña opinión que no intenta ser un análisis exhaustivo (porque ese vídeo ya lo hicieron Jaume y Carlos). Así que si están pensando comprarte la nueva consola de Nintendo, esto es lo que te encontrarás.

Cinco razones a favor

1 – El concepto portátil y de sobremesa

Es evidente que su gran fuerte está en que podemos jugar con una absoluta continuidad tanto si estamos conectados a una televisión como por la calle. Además, la conexión en el dock es rápida y responde al instante.

Joy-Con de Nintendo Switch

2 – El diseño de los Joy-Con

Los mandos de control de Switch son absolutamente perfectos en su concepto como en su materialización, permitiendo por vez primera que incluso una consola portátil tenga efectos de vibración que no se perciben de manera uniforme por toda la máquina, sino localizados por distintos sitios.

3 – Dos jugadores sin comprar un mando extra

Es de las primeras consolas (por no decir la primera) que sin necesidad de adquirir un mando extra podemos jugador dos amigos a un mismo título y a la vez. Nosotros lo hemos hecho con 1, 2, Switch, pero cuando llegue FIFA 18 también será posible.

4 – Por fin llega la multitarea a Nintendo

Por fin es posible dejar la partida en pausa, salir al menú de la consola y ponernos a ver algún vídeo o bucear por la eShop para comprar una oferta. Cuando volvamos al juego, seguiremos en el mismo punto que lo dejamos.

5 – Varios usuarios en la misma consola

Anteriormente era imposible compartir con otro jugador una misma máquina y las partidas se mezclaban o, en el peor de los casos, llegaban a sobreescribirse. Ahora, simplemente cambiamos de usuario, entramos en el juego e iniciamos nuestra partida. Así no hay problemas de ningún tipo.

Cinco razones en contra

Nintendo Switch

1 – El rendimiento en el dock baja

Al principio era una impresión, pero con el paso de los días se confirma que las ralentizaciones se producen solo cuando tenemos Nintendo Switch dentro del dock. Son momentos en los que el juego pierde frames aunque al poco tiempo se recompone y vuelve a la normalidad. De todas formas, la suavidad de la partida en modo portátil es mayor que en la televisión.

2 – Desconexiones del Joy-Con

Hemos padecido momentos en los que el mando (con el grip) no responde bien y ha coincidido con partidas que hemos jugado en un salón con una mesa delante, o cuando bajamos demasiado las manos por debajo de un escritorio de ordenador y la consola (con el dock) queda oculta sobre ella. En cuanto hay un obstáculo por medio, la conectividad se pierde.

3 – Poner y quitar los Joy-Con

Aunque el concepto de Nintendo Switch reside en la posibilidad de poner y quitar los Joy-Con de la consola, al final se convierte en una lata y no sabemos hasta qué punto estar forzando esas conexiones acabará por darlas de sí y perder el agarre compacto. Al final hemos optado por comprar un mando Pro para no estar con ese trajín.

4 – La parte social debe mejorar

Aunque Nintendo ha mejorado bastante la gestión de usuarios y amigos en Nintendo Switch, sigue muy lejos de lo que podemos hacer en PS4 o Xbox One. Y es que cuando vemos que un amigo se conecta, el cuerpo nos pide decirle algo, o compartir con él una foto o un logro pero de momento eso no es posible. No tenemos más opciones más allá de ver su perfil, a qué está jugando y ya está.

Nintendo Switch

5 – El catálogo de juegos

Es algo conocido por todos que el catálogo de lanzamiento de Nintendo Switch es auténticamente penoso. Solo un gran juego de nivel (Zelda) y lo demás, o bien un popurrí de pruebecitas como es 1, 2, Switch, o un revival como Bomberman o títulos retro de Neo Geo que no son precisamente los mejores del catálogo de SNK.