Parece que los problemas no dejan de aparecer en la plataforma de juegos basados en la nube Google Stadia. Un ejemplo es que se acaba de conocer que el uso combinado con el reproductor multimedia Chromecast Ultra no ofrece la estabilidad más adecuada y, por lo tanto, existen problemas en las largas sesiones de uso. Mostramos exactamente qué es lo que ocurre.

Varios usuarios que tienen los packs Founders Edition de la compañía de Mountain View, y en los que se incluye el mencionado reproductor de Google, están teniendo problemas al jugar de forma continuada ya que, de forma inesperada y completamente aleatoria, el accesorio que se conecta a la Smart TV del que hablamos se detiene. Y, esto, no se debe a problemas de soporte de la resolución o fallos con el software según los implicados.

¿Dudas de tu conexión para utilizar Stadia? Un test oficial te ayuda a resolverlas

La razón por la que ocurre este fallo es debido al calor que se genera en el Chromecast Ultra al utilizarlo combinado con Google Stadia. La inmensa mayoría de los problemas que se han reportado es que una vez que se pasan las dos horas se juego, la temperatura que alcanza el reproductor es excesivamente alta -y eso que este modelo en concreto no es conocido por ser precisamente el que mejor disipa de todos lo que ofrece la firma norteamericana- y, por ello, el resultado es que su funcionamiento se detiene y, por lo tanto, la partida no puede continuar.

reproductor Chromecast Ultra con fondo blanco

Un nuevo fallo que se detecta asociado a Google Stadia

La verdad es que no están siendo pocos los problemas que se van conociendo con la llegada del servicio de juegos en la nube de Google, algunos más importantes que otros. Un ejemplo es que, aparte de ofrecer un catálogo limitado de juegos por el momento, hay una clara pérdida de calidad en algunos desarrollos enfrentado a las versiones es de consola. Incluso, hay críticas para el mando hay que ofrece algunas opciones que no tiene una gran utilidad (un ejemplo es con el asistente de Google).

El caso es que ahora se ha conocido que al combinar Google Stadia con Chromecast Ultra, la dupla no ofrece la mejor experiencia de uso posible (lago que debería ser así), ya que el reproductor no soporta correctamente el uso intensivo por mucho tiempo ya que la temperatura hace que se apague y reinicie. Y, evidentemente, esto es algo que en la compañía de Mountain View deberían haberlo revisado antes de hacer nada. Y, además, son pocas las soluciones que existen aparte de bajar la calidad y resolución, algo que impactaría en lo que ven los usuarios -y, seguro, esto no es precisamente del agrado de la firma-.

Logotipo de Google Stadia con mando

La verdad es que la idea de Google Stadia es realmente buena, pero parece que no está por ahora del todo optimizado. Por lo tanto, habrá que esperar mejoras que no deberían tardar mucho, ya que compañías como Microsoft o la propia Amazon tiene la intención de competir en el mismo segmento del mercado.