La estrategia de Capcom con sus viejas franquicias parece que está muy clara: alternar remasterizaciones para PS4 y Xbox One mientras va preparando nuevas entregas de sus Resident Evil. Así lo ha hecho con la séptima entrega y así lo va a hacer a partir de ahora una vez puesto en el mercado esa última entrega de la saga.

El caso es que el nombre de Resident Evil Code Veronica ha surgido como muchas veces en otros casos de remasterizaciones que llegan al mercado (casi) sin previo aviso: su nombre ha sido descubierto en alguna web de calificación de juegos por edades de un país (en este caso Alemania).

Resident Evil Code Veronica aparece listado entre los juegos que llegarán para PS4 al mercado en los próximos tiempos aunque Capcom, de momento, no ha dicho nada. Tanto es así que nos hemos puesto al habla con el distribuidor en España de la compañía japonesa y a esta hora no hemos recibido ninguna confirmación sobre la existencia de este lanzamiento en su planificación de novedades.

Un clásico del año 2000

Resident Evil Code Veronica es el cuarto juego de la franquicia que estrenó Capcom en el año 1996. Es decir, el cuarto título en otros tantos años (salió en 2000) y que va tras los tres primeros juegos de la saga. Un lanzamiento que tenía la obligación de darle un nuevo aire a la franquicia y que ya llegó a máquinas como Dreamcast, PlayStation 2 o GameCube.

Si este título es uno de los más recordados es porque devolvió a la primera plana de la saga a una de las grandes protagonistas del primer Resident Evil: Claire Redfield. Es más, si recordáis, este juego no fue el Resident Evil 4 que todo el mundo esperaba y aquel proyecto de Capcom no terminó convirtiéndose en este Code Veronica, sino en Devil May Cry.

De todas formas, Resident Evil Code Veronica no es de los juegos más queridos de la serie, sobre todo porque fue el que ya empezó a experimentar con la fórmula de juego, acercándose cada vez más al FPS en tercera persona (que culminó con los discutidos Resident Evil 5 y Resident Evil 6)  y dejando a un lado la enorme carga de terror de las anteriores entregas que fue, precisamente, uno de sus principales argumentos de éxito.

¿Qué os parece la llegada de Resident Evil Code Veronica a PS4 (y seguramente Xbox One también)?