Hoy precisamente los afortunados que reservaron una SNES Mini de Nintendo están recibiendo sus consolas, mientras que en las tiendas de segunda mano la inflación comienza a aumentar de forma exagerada su precio. Justo hoy conocemos una nueva competidora, la versión mini de Commodore 64, que llegará al mercado como C64 Mini y con 40 juegos integrados.

Hace no mucho os contábamos que Nintendo ofrecería en el medio plazo suficientes unidades de sus consolas Mini para poder tenerla en las tiendas de nuevo y normalmente durante el verano de 2018, como en el caso de las SNES Mini que se ha lanzado hoy.

Nueva C64 Mini, a la venta a principios de 2018

Sin duda el formato Mini está convirtiéndose en todo un fenómeno para aquellos que buscan la nostalgia en las consolas y ordenadores que nos hicieron tan felices en los años 80 y 90. Ahora le toca el turno al ordenador personal más vendido de todos los tiempos, el Commodore 64, un ordenador que en su tiempo compitió ferozmente con los ZX Spectrum, CPC de Amstrad o MSX de Sony. Pues bien, ya tenemos en camino esta nueva versión mini, que sin duda nos entra por los ojos con ese diseño reducido de la caja de color beige y teclado marrón oscuro que marco a muchos su infancia y adolescencia.

C64 Mini

Ahora sabemos que esta C64 Mini se podrá adquirir a comienzos de 2018, que vendrá con un Joystick réplica de los originales del ordenador, y que como no podía ser de otra forma actualiza su interfaz de vídeo y podemos conectarla directamente a nuestro televisor mediante un cable HDMI. Pero no sólo eso, porque la parte importante, la de los juegos, no se queda atrás, ya que junto con la C64 Mini, podremos disfrutar de nada menos que 64 juegos con sus licencias oficiales, por lo que son reproducciones exactas de los juegos originales.

C64 Mini

Entre las joyas incluidas podemos encontrar títulos como Monty Mole, Speedball II, California Games, Impossible Mission 2, Pit Stop II y Ranarama y así una larga lista de juegos clásicos de este legendario ordenador. Hay que reconocer que esta reproducción a tamaño reducido del Commodore 64 es preciosa, y que la única pega que le vemos es que el teclado es de “pega” y es meramente decorativo. Eso sí podremos conectar uno USB gracias a esta conectividad, que se traduce en dos puertos USB, para conectar no sólo el teclado, sino el Joystick a la vez. Por último su precio, que será de unos 80 euros al cambio.