El PlayersUnknown’s Battlegrounds (o PUBG, para acortar) es uno de los juegos más masivos y jugados del panorama de los shooters, y del mundo de los videojuegos en general. Disponible en Windows, Xbox One, PS4, Android y otras plataformas, este battle royale ocupaba el hueco que Fortnite vino a llenar hace ya un par de años, pero que no desbancaron al PUBG del todo.

Es evidente que, tras la aparición de Fortnite, el PUBG está teniendo que adaptarse e intentando recuperar el trozo del pastel que la compañía de Epic Games le ha quitado. Para ello, y como anunciaron en agosto, PUBG acaba de liberar la actualización 4.3, en la cual, además de otras ventajas, se permite a los jugadores de PlayStation 4 y Xbox One jugar en los mismos servidores.

PlayersUnknown's Battleground Survival Mastery

En este nuevo parche, los jugadores podrán entrar en el mismo matchmaking para jugar en solitario. Eso sí, no podrán formar grupo con otros para las partidas cooperativas. Según dice PUBG Corp., esto sigue en su hoja de ruta para próximas actualizaciones. Esta nueva funcionalidad no incluye a los jugadores de PC. Además, se podrán hacer exclusiones de  consolas si no quieres jugar con jugadores de la plataforma contraria.

PUBG, nueva DBS

Otras novedades de la nueva actualización 4.3 son los modos de Maestría de Supervivencia, un nuevo arma (la DBS) y algunas mejoras de la interfaz. Además de esto, se han añadido nuevos objetos y skins temáticas de Halloween, se ha mejorado el Modo zombi y se han implementado ciertas mejoras en las mecánicas de juego, referentes al impacto y equilibrado de las escopetas.

PUBG trae nuevas skins en la 4.3

Si bien es cierto que comparten muchas similitudes, y que son competencia directa, el PlayersUnknow’s Battleground y el Fortnite son dos títulos con diferencias palpables. En primer lugar, el sistema de juego es distinto. Mientras que Fortnite es un juego en el que no importa la plataforma en la que se juegue (siempre se mantiene tu progreso), el PUBG mantiene el progreso y tus datos únicamente en la plataforma en la que juegues. Tal vez esto sea un motivo de peso para muchos usuarios.

En segundo lugar, y para finalizar, cabe destacar la diferencia estética entre ambos juegos. Mientras que uno evoca seriedad, el otro esboza una estética más desenfadada y casual. Además, la mayor variedad de mapas que el PUBG ofrece contrasta con el único territorio de battle royale disponible en Fortnite. Eso sí, este último cuenta con la capacidad de construir.