La tecnología, de una forma u otra, va llegado a todos los ámbitos de uso de productos muy diferentes. Un ejemplo es el que se ha anunciado que cuenta con la colaboración de Vodafone y Yamaha: un scooter conectado. Te contamos qué es lo que ofrece este y que nuevas opciones permite gracias al trabajo de ambas empresas.

La operadora Vodafone es la que ha puesto todos los servicios telemáticos que se utilizan en el scooter, que son de la gama Yamaha TMAX -tanto en su versión SX como DX-. Así, se puede acceder a una buena cantidad de información de la moto de forma remota, lo que permite al usuario conocer siempre el estado de esta y, también, el lugar en el que se encuentra. Un avance que es muy positivo, que seguro que los usuarios aprecian.

Para que todo sea lo más sencillo posible, existe una aplicación que se instala en los teléfonos de los propietarios de las scooter. Este desarrollo utiliza el servicio My TMAX Connect y, gracias a él, es posible desde activar los intermitentes de la moto hasta conocer la carga de la batería que le queda. Y, todo esto, sin necesidad de estar subido encima de ella. Un ejemplo de las posibilidades de uso que se ofrece en la colaboración de Vodafone y Yamaha es que si se desea, se puede tocar el claxon en un momento dado y “asustar” a los que están alrededor.

Más seguridad gracias a Vodafone

Gracias a la implicación de la operadora, es posible conocer en todo momento el lugar en el que está, la Yamaha TMAX. Esto se consigue gracias a la inclusión de del servicio Vodafone Automotive, que permite la recuperación de vehículos robados con el uso de una red de centros de control que están conectados con la policía. Así, si el scooter ha sido sustraído, gracias al uso de las opciones que son de la partida en la moto al estar conectada es posible intentar recuperarla con gran fiabilidad.

Scooter de Vodafone y Yahama

El caso es que la conectividad así como el uso de lo que se conoce como Internet de las Cosas (IoT) se demuestra que también tiene aplicaciones muy válida en las motos y, un ejemplo, es el anuncio de la colaboración de Vodafone y Yamaha. Un producto final que ofrece más seguridad y comodidad para gestionar y controlar todo del scooter por parte del usuario en remoto.