Las baterías externas (o Power Bank) son unos accesorios de lo más útiles ya que se convierten en un excelente salvavidas cuando queda poco tiempo de uso en los dispositivos móviles. Pues bien, existe un modelo que incluso que es más interesante -y curioso- ya que en su interior esconde un componente adicional que es diferencial: una cámara escondida.

El producto es de la compañía Corprit y, lo cierto, es que llama la atención debido a que, aparte de ofrecer una batería con 3.500 mAh que es más que suficiente para rellenar por completo teléfonos como el Samsung Galaxy S8 o el nuevo OnePlus 5, incluye una cámara que es capaz de grabar con una calidad de 1080p (o hacer fotos con su sensor de 5 megapíxeles). Así, puedes convertir este accesorio en un perfecto espía.

Un detalle interesante de este producto es que dispone de una ranura que permite utilizar tarjetas microSD de hasta 32 GB para almacenar los trabajos realizados con la cámara. Incluso, al comprar la batería externa se incluye una de dieciséis gigas que resulta de bastante utilidad. Así, por poner un ejemplo, con una calidad de 1080p, es posible grabar hasta diez horas de vídeo con su cámara escondida. Por cierto, que el puerto de salida de energía es USB 2.0, por lo que su compatibilidad es máxima con smartphones u otros dispositivos móviles (como, por ejemplo, consolas).

Uso de la batería de Corprit con cámara escondida

 

Manejo de la batería con cámara escondida

Aparte de incluir botones que permite comenzar con las grabaciones de forma directa (en lo que tiene que ver con la carga no hay misterio alguno más allá que conectar el cable USB), lo llamativo es que, mediante el uso de conectividad WiFi, se puede conectar a este producto un dispositivo móvil con iOS o Android y controlar a distancia lo que se desea hacer (incluso, como es posible crear un punto de acceso en este producto con el software que se incluye un CD, se puede utilizar también con ordenadores de sobremesa o portátiles). Así, nadie tiene que si está grabando o no la cámara escondidas.

Foto con batería con cámara escondida de Corprit

Con un ángulo de grabación de 90 grados y micrófono integrado, este producto que es muy curioso y diferente –por lo que como regalo encaja como un guante-, permite configurar la cámara para que se active al detectar movimiento para que se convierta en un elemento de seguridad y, también, es posible generar una grabación continua. Por cierto, que las dimensiones de la batería externa con cámara escondida son las siguientes: 152,4 x 91.44 x 45,72 milímetros.

Cómo conseguir el producto

Pues lo cierto es que es de lo más sencillo, ya que está a la venta en Amazon, por lo que utilizando el botón que dejamos tras este párrafo, se accede directamente a la página en la que se puede conseguir en oferta, ya que ahora mismo sólo hay que pagar por el accesorio 69 euros más los correspondientes gastos de envíos. Si duda, un dispositivo curioso y que merece la pena ya que ofrece más opciones de uso que las baterías externas tradicionales.

EUR 69,00 EUR