Si eres de los que te gusta bailar, la nueva pulsera Sony Motion Sonic es un accesorios que seguro que te llama la atención. Este dispositivo permite controlar las música que se escucha de una forma sencilla, ya que los movimientos que se realizan son los que tiene un efecto directo en las reproducciones. Y, los resultados, son espectaculares y divertidos.

La verdades que este dispositivo es de lo más curioso, aunque le falta todavía un desarrollo más depurado… al menos en lo que se refiere a su diseño, ya que las dimensiones que tiene no son precisamente la más reducidas (lo que, en parte, se debe a que se incluyen los sensores necesarios). La conectividad, por cierto, como no puede ser de otra forma es inalámbrica para permitir la máxima libertad posible para el usuario.

En el interior de Sony Motion Sonic se incluyen elementos de seis ejes que son los responsables de medir tanto velocidad, pasando por los ángulo, y, como no, la dirección de los movimientos. Así, siempre se reconoce de forma adecuada lo que se hace para que la música reacciones de la forma deseada. Por cierto, es curioso que se integren dos micrófonos, lo que permite reaccionar de forma más precisa a la hora de influir en las acciones que se hacen -según el fabricante-. El caso, es que con este dispositivo es posible convertir a las personas en instrumentos musicales… o casi.

This slideshow requires JavaScript.

Ejemplos de lo que hace Sony Motion Sonic

Como se suele decir, una imagen vale más que mil palabras y, por ello, dejamos un vídeo en el que se puede ver las opciones que ofrece este dispositivo -que todavía está en una fase experimental por parte de la compañía japonesa, pero que tiene toda la intención de conseguir que sea de la partida en el mercado no tardando mucho-. Luego, dejamos un ejemplo de una aplicación real, como el conseguir gestionar la reproducción de música en la que la guitarra eléctrica es la protagonista. Sin duda, cuando menos es llamativo lo que se consigue con Sony Motion Sonic.

Por el momento, los movimientos que se reconocen son los que se han indicado en la aplicación de control -que se pude ejecutar en smartphones o tablets-, por lo que no se tiene una libertad total al mover las pulsera… pero esto es algo en lo que ya se trabaja para cambiarlo. Por cierto, que el uso que se ve en los vídeos se realiza al establecer emparejamiento con un altavoz Bluetooth, por lo que la compatibilidad es amplia en este apartado. Un dispositivo interesante, no cabe duda, y que puede ser de lo más divertido su uso si se consigue reducir sus dimensiones y, así, que se más cómodo el uso Sony Motion Sonic.