Snapchat lleva ya algún tiempo moviendo sus fichas lejos del entorno virtual en el que es una de las redes sociales de mayor éxito del mundo. Una estrategia que busca ampliar sus horizontes hacia unos mercados que no se guían por simples pixels sino que necesitan de vender, y mucho, productos físicos para ser rentables.

Y su primer movimiento fue desarrollar aquellas Spectacles, unas gafas que nos permitían hacer fotos rápidamente gracias a sus sensores colocados a ambos lados de las lentes y compartirlas al instante en nuestra cuenta de Snapchat. Una idea que algunos podrían calificar como de disparatada pero que, vista su acogida y hype generado, ha convencido a los norteamericanos de que ese es el camino a seguir.

No penséis que es algo extraño. En el pasado fueron otras las empresas que, atenazadas en el entorno digital, crearon productos físicos para diversificar sus negocios y garantizarse una cierta supervivencia. En el mundo de los videojuegos tenéis ejemplos muy claros: desde los Guitar Hero hasta los Skylanders, pasando por los Disney Infinity o Lego Dimensions.

Oficina Snapchat

Ahora Snapchat quiere ir un paso más allá y tal y como desvela el The New York Times, la red social estaría desarrollando su propio dron. La idea es permitir a sus usuarios tener una forma rápida y sencilla de compartir fotos y vídeos aéreos en la red social, del mismo modo que funcionan las Spectacles.

Hasta tres personas que conocen el proyecto han confirmado al medio la existencia de este dron, que llegaría al mercado bajo el paraguas de la nueva marca, concretamente la recientemente adoptada Snap Inc., que es la denominación que la empresa ha tomado con la intención de servir de prefijo para todos los productos que tengan pensado lanzar al mercado: Snap Spectacles, Snap Dron, etc.

Ni fechas ni especificaciones

De momento nadie se atreve a ponerle fecha de lanzamiento a este futuro dron de Snapchat pero está muy claro que la red social quiere diversificar sus productos vendiendo todo aquello que permita a sus usuarios compartir más fácilmente cualquier tipo de contenido. Eso sí, tampoco descartan las fuentes que este movimiento no deje de ser más que un experimento, uno de tantos de los que llevan a cabo anualmente este tipo de empresas ubicadas en Palo Alto y que están en permanente proceso de aprendizaje y experimentación.

Ya sabéis que el mercado de la tecnología es tan cambiante que en lo que uno tarda en desarrollar un producto, deja de tener vigencia o validez comercial, y entonces toca ponerse a otra cosa. ¿Os parece una buena idea esto de un dron de Snapchat?