Uno de los nuevos accesorios para smartphones que más nos han gustado últimamente es Samsung DeX. Este dispositivo permite convertir el dispositivo móvil en un ordenador, incuso cambiando la interfaz de usuario para poder dar uso a ventanas. Pues bien, se ha conocido que la firma coreana trabaja en una versión inalámbrica.

Este accesorio que llegó al mercado en el año 2017, y que ahora ya no necesita un elemento en el que se acopla el terminal (siempre de Samsung) ya que en al actualidad para dar uso a Samsung DeX sólo se necesita utilizar una cable HDMI, sufrirá una evolución importante en la siguiente generación que podría llegar con el nuevo Galaxy S10 de la compañía coreana. Y esta no será otra que añadir la posibilidad de utilizar conectividad inalámbrica para que no existan ataduras de cables al dar uso al producto del que hablamos.

El accesorio Samsung DeX Pad ya está en España, precio y disponibilidad

Por cierto, algo que no cambiará es que se seguirá utilizando un desarrollo basado en Linux que es el que permite interactuar con el terminal conectado y, por lo tanto, gestionar ventas de forma idéntica a como se actúa en los ordenadores -y, como no, dar uso a accesorios adicionales como teclados y ratones-. Por lo tanto, no se perderá absolutamente nada de la utilidad que ofrece Samsung DeX, que es mucha.

Diseño del accesorio Samsung DeX Pad

Una confirmación prácticamente oficial para el Samsung DeX

Lo cierto es que esta es una de las grandes sorpresas, ya que en los foros europeos de Samsung, uno de los moderadores (que es desarrollador de la compañía) fue el que respondió una de las preguntas directas respecto a la llegada de conectividad inalámbrica al accesorio Samsung DeX. Este confirmó que el trabajo existe y están en fase de buscar mejoras para que el funcionamiento sea adecuado. Una de ellas seguro que es conseguir una latencia baja en la transmisión de la información, ya que la ofrecida mediante WiFi no alcanza a la propia del cable. Veremos cómo consiguen esto en Samsung.

Interfaz de usuario en Samsung DeX

Si técnicamente es posible dar uso a este accesorio sin cables y no existen problemas de comunicación, lo cierto es que el añadido del uso de interfaz inalámbrica -mediante la implementación de una base receptora que será la que se conecte al televisor o monitor-, suena realmente bien. De esta forma, se aprovechará el potente hardware de los smartphones actuales, como el que se espera que ofrezca el Galaxy S10 que podría estrenar esta nueva versión de Samsung DeX. ¿Os parece este un buen paso adelante?

El Samsung Galaxy Watch llega a España, precio y disponibilidad