Ricoh ha presentado en las últimas horas una nueva cámara réflex de la familia Pentax, la KP, que viene cargada de mucha tecnología y que, así de primeras, podemos decir que llegará a las tiendas equipada con un sensor de 24MP y una sensibilidad muy alta, con una ISO máxima que su fabricante ha situado en 819.200.

Ricoh parece que ha puesto en su punto de mira a esos fotógrafos habituales que gustan de una máquina capaz de soportar casi todas las condiciones de luz imaginables. Es por eso que la marca presume de haber “diseñado la Pentax KP para atraer a los fotógrafos más exigentes del mundo, que apreciarán su conjunto de características con un diseño rico, poderoso, robusto y compacto”.

Diseño compacto y estabilizador de 5 ejes

El cuerpo de esta Pentax KP presume de ser muy compacto y de disponer de un visor óptico realmente grande que ocupa buena parte de la zona superior de la cámara. Además, cuenta con una pantalla LDC basculante para comprobar las fotos, o repasar las que llevamos hechas, que permite un control directo sobre todos los parámetros que podemos aplicar en cada instantánea.

Pentax KP de Ricoh

Pero al margen de algunas características tan importantes como la resolución o el ISO, esta Pentax KP viene con un sistema de reducción de vibraciones de 5 ejes que es la auténtica joya de la corona. Gracias a esta tecnología la cámara nos proporciona imágenes muy nítidas a velocidades de obturación bajas, cosa que no está al alcance de muchos de los modelos réflex que hay en el mercado en su mismo segmento.

Colores más afinados

Además de este sistema de estabilización, otra de las novedades que incorpora la Pentax KP es la manera en la que interpreta todos los colores de la escena: Pixel Shift Resolution se llama. Como si de un HDR se tratara, y al igual que el modelo K1, es capaz de leer la información de color de un pixel de la escena y hacerlo completamente idéntico a su referencia real. Esto lo consigue obteniendo varias instantáneas de un mismo punto que, al combinarse, dan como resultado la tonalidad exacta.

En lo que al uso fotográfico se refiere, la Pentax KP ofrece velocidades de obturación de 1/6.000. El sistema de enfoque automático toma en cuenta un total de 27 puntos de la escena y, como punto débil, podemos decir que lo encontramos en el vídeo, que solo nos deja capturar a resolución FullHD, esto es 1.080p/ 30 fps. Nada de 4K.

Precio y disponibilidad

Sobre el papel estamos ante una cámara que ofrece una buena lista de virtudes y tecnologías que deberían reportarnos unos resultados excelentes. Eso sí, impresiona los números ISO que presenta, que son muy, muy buenos, así como la resolución del sensor y esa tecnología que calcula los colores de cada pixel.

Si estáis interesados en comprarla, debéis saber que llegará a la tienda oficial de Ricoh (o distribuidores oficiales) a partir del 25 de febrero, a un precio aproximado de 1.100 dólares (lo mismo o algo más en euros).