Si eres de los que pasa mucho frío en invierno, seguro que siempre estás buscando fuentes de calor algo que no es especialmente sencillo al utilizar el ordenador. Una opción que existe es para que no lo pases mal es Warm Mouse, un ratón que además de ofrecer un buen funcionamiento también permite calentar las manos a la vez que se abre una página web.

Este es un modelo inalámbrico, que da uso a tecnología Bluetooth que está acabado en aluminio -junto con un recubrimiento de silicona de aceite- que permite una conducción el calor eficiente y sin peligro. En el interior de este dispositivo existe una batería recargable de 1.100 mAh que es una de las «culpables» de generar un calor que es suficiente para que agarrarlo las manos ya no estén frías (se carga mediante el uso de un puerto USB y que al conectarse es cuando se emite más calor) y que permite un tiempo de uso habitual por encima de los dos meses.

Ratones Bluetooth compatibles con ordenadores y tablets por menos de 40 euros

En el funcionamiento, existen diferentes opciones de protección para que la misión de calor –que se puede activar y desactivar mediante un botón lateral- no se convierta en un problema. Así, por ejemplo, si se pasa más de cuatro horas sin utilizar el ratón este se desactiva, lo que ofrece protección y, a la vez, reducción del consumo. Además, hay otras posibilidades en Warm Mouse ya que, por ejemplo, si el dispositivo supera una posición de 45 grados la emisión de calor se detiene, lo que siempre es un elemento de seguridad adicional interesante. Por cierto, la temperatura nunca supera los 36 grados, por lo que nunca incomoda ya que no supera la habitual del cuerpo humano.

Calro en uso en el ratón Warm Mouse

Opciones adicionales que ofrece el ratón Warm Mouse

Cómo periférico de uso para los ordenadores, al sistema de reconocimiento de los movimientos es óptico con una resolución de 1.000 ppp, lo que asegura que sea un accesorio bastante preciso para todo tipo de necesidades. La cantidad de botones integrados es de dos que son configurables y, además, no le falta una rueda de desplazamiento para que todas las acciones habituales se puedan realizar. Las dimensiones que tiene Warm Mouse son de 110 x 64 x 38 milímetros con un peso de 117 gramos, por lo que llevarlo de un lado a otro es cómodo -siendo su economía un detalle muy cuidado ya que su arco trasero evita problemas de Túnel Carpiano.

En tres colores, plata negro y rosa, este ratón inalámbrico que calienta las manos se puede conseguir ahora en Kickstarter con un precio que es realmente atractivo ya que sólo cuesta 24 euros al cambio. Se incluye un cable de carga USB y, un detalle final: en sólo 15 segundos el calor que emite Warm Mouse es suficiente para dejar de pasar frío en las manos.