En el transcurso del Mobile World Congress de 2017 que se está celebrando en Shanghái, la compañía Qualcomm ha anunciado una nueva generación de lectores de huellas que otorgarán mayor liberada a los fabricantes a la hora de implementarlos. Y, a los usuarios, mayor comodidad al utilizarlos.

Lo más destacable que ofrecen estos nuevos modelos, denominados Qualcomm Fingerprint Sensors y que funcionan reconociendo ultrasonidos (lo que no es una gran novedad por sí misma, pero sí lo es que la eficiencia conseguida par que su implementación y buen funcionamiento), es la posibilidad de colocarlos en casi cualquier lugar de un dispositivo móvil. Por ejemplo, tras el cristal es una posibiliad, pero también se podrán situar bajo el metal –aluminio-.

Esto otorgará una libertad realmente alta a los fabricantes, que no se verán atados a la hora de proporcionar el lector de huellas en un lugar específico y habitual (lo que, por cierto, también les permitirá diferenciarse entre ellos). En lo que se refiere a la compatibilidad con los procesadores de Qualcomm, esta es altísima ya que las gamas más conocidas de sus Snapdragon (como las 800, 600 y 400) podrán dar uso a los nuevos lectores de huellas que, por cierto, podrán se integrados en las diferentes gamas de producto de smartphones y tablets.

Lector de huellas del Ulefone Power II

Opciones de los nuevos lectores de huellas

Lo cierto es que lo anunciado por la compañía es realmente interesante. Ya que, además de posibilitar que se pueda colocar este accesorio en casi cualquier lugar, se ofrecen opciones adicionales que son muy llamativas. Por ejemplo, el uso de los nuevos lectores de huellas de Qualcomm se podrá realizar incluso sumergidos en el agua o empapados en sudor –algo que, por experiencia, puedo decir que no siempre es así en los actuales-. Además, son compatibles con el uso de diferentes sensores, como el de ritmo cardíaco, para asegurar la máxima seguridad posible.

Adicionalmente, se incluye lo necesario para que, si los fabricantes lo desean, se puedan reconocer gestos propios en el lector de huellas, lo que permitirá añadir opciones adicionales de uso como, por ejemplo, la ejecución de acciones o que se realice un proceso en concreto (similar a lo que ofrecen algunos modelos de la gama Honor, pero con un abanico de posibilidades mayor). Y, todo esto, se consigue utilizando reconocimiento de ultrasonidos.

Chip de Qualcomm con fono gris

Llegada el mercado de estos lectores

Pues según se ha comunicado será a finales de este año 2017 cuando estarán disponibles estos sensores para los fabricantes, por lo que todo parece indicar que será en el año 2018 cuando su implementación será real y, entonces, lo podrán ver los usuarios. No se ha información del coste de cada unidad, pero sí que en un principio estos componentes no deberían aumentar el precio final de los dispositivos en los que se integren (que van más allá de los teléfonos y tablets, como es lógico).

  • Miguel Angel

    la pregunta del millón, compatibilidad con otras marcas? kirin? exynos? mediatek?