Los avances en la tecnología deben venir acompañados por esfuerzos de las compañías para que las nueva generaciones sepan aprovecharlos y, a ser posible, convivir de una forma activa en el día a día. Y, actualmente, es clave el tener conocimientos de codificación y programación, algo que no se estudia en muchas escuelas. Pues bien, Microsoft consciente de ello ha creado Proyecto Torino.

Con este servicio que se ha lazado por parte de la compañía de Redmond se busca que los niños de entre siete y once años, se familiaricen con la programación e integración de las nuevas tecnologías mediante el aprendizaje -donde las estructuras de pensamiento juegan un factor clave-. Debido a la forma de trabajar, las personas con ceguera también pueden dar uso a este desarrollo. Incluso, Proyecto Torino está dirigido a los entornos escolares en los que se desean introducir este tipo de enseñanzas y no se dispone de profesorado cualificado.

La forma en la que se trabaja en Proyecto Torino es mediante el juego, ya que se ha creado un lenguaje de programación sencillo que se aprende y se plasman los resultados en juguetes que constan de vainas (elementos independientes que ejecutan acciones tales como el reproducir música o que se establezca acciones condicionales). De esta forma, sencilla y divertida, se consigue que se comience a pensar con una estructura propia de la codificación que será vital en un futuro no muy lejano.

Aplicación específica de Proyecto Torino

Una vez que se van generando nuevos elementos de acción, los niños lo que tiene que hacer es trasladarlos a una aplicación que envía a las mencionada vainas lo que tiene que hacer y, por lo tanto, de forma rápida se pueden ver el efecto de lo generado y si es exactamente lo que se buscaba. Por cierto, que la codificación no es extraña a los niños, ya que el lenguaje natural es utilizado para conseguir el objetivo.

Proyecto torino de Microsoft uso de vainas

El diseño de las vainas es clave en Proyecto Torino permite que incluso aquellos que tiene algunos problemas físicos, como puede ser la ceguera que antes mencionada, pueden manipularlas. Este es uno de los esfuerzos que ha realizado Nicolás Villar -que es parte de los que han creado la nueva herramienta y que es parte del Laboratorio de Microsoft en Cambridge-. Si deseas conocer más información, es posible conseguirla en esta web (está en inglés).