Hace poco más de una semana asistimos a la presentación de los nuevos ordenadores de Apple. Y ahora, después de que los chicos de iFixit hayan abierto el nuevo ordenador de sobremesa de la manzana mordida podemos confirmar que tendremos problemas con el Mac Mini de 2018 si queremos cambiar el procesador o el almacenamiento interno de este dispositivo.

Y es que el fabricante con sede en Cupertino ha puesto las cosas casi imposible a los usuarios que quieran cambiar estos componentes en su ordenador de Apple. ¿La razón? como siempre forzar a comprar modelos más potentes o asumir que en pocos años el dispositivo se quedará obsoleto.

Ya no podrás reparar por tu cuenta el MacBook Pro ni el iMac Pro: Apple lo bloqueará

Si bien es cierto que podemos conectar un disco duro externo a través de sus tres puertos Lightning, hay que tener en cuenta que si cualquiera de estos dos componentes falla, tendremos problemas con el Mac Mini de 2018 ya que la única opción será llevarlos a reparar al no poder cambiar fácilmente nosotros mismos las piezas dañadas.

Mac Mini de 2018 desmontado

Una soldadura impide cambiar el procesador y el disco duro del Mac Mini de 2018

Hay que reconocer que Apple ha tenido un poco de clemencia con los posibles compradores de su ordenador de sobremesa al permitir ampliar la memoria RAM del dispositivo, ya que cuenta con un sistema tradicional de slots que nos facilita bastante la tarea.

Mac Mini de 2018 desmontado

Pero en el caso del procesador y el disco duro de este ordenador de sobremesa, la cosa cambia. Y teniendo en cuenta que el modelo más sencillo, que incluye 128 GB de memoria interna, se va a quedar corto casi con total seguridad, la única opción que tendremos será comprar otro disco duro externo.Mac Mini de 2018 desmontadoY aquí no acaban los problemas con el Mac Mini de 2018. Aunque los chicos de iFixit le han puesto una nota de 6 sobre 10 ya que en algunos apartados ha mejorado, especialmente con el uso de slots para la memoria RAM, tenemos otro grave fallo de diseño que hace que pierda puntuación: si tenemos cualquier problema con los conectores físicos de los puertos, se ha de cambiar la placa base al completo.

Con esto queda claro que a la compañía americana no le interesa en absoluto que vayamos mejorando nuestro ordenador para alargar un poco la vida útil del dispositivo. Y nada mejor que añadir problemas con el Mac Mini de 2018 a la hora de cambiar componentes para participar en la obsolescencia programada haciendo que los usuarios renueven sus dispositivo de una forma constante.