Por fin, después de mucho tiempo de espera, podemos saber que la famosa realidad mixta de Microsoft llegará de forma oficial a España. Hoy sabemos que las Microsoft HoloLens tienen fecha de salida en Europa y que su disponibilidad se aumentará en Europa.

Estas gafas de realidad aumentada o realidad mixta que nos permiten ver todo tipo de objetos desde el cristal parece que van a ser más famosas de lo esperado. Hace ya más de un año que fueron presentadas para darnos una experiencia de uso nunca vista, alejándose de las gafas tradicionales como las HTC Vive y apostando por la realidad aumentada, algo que tampoco ni siquiera Google intentó con sus Google Glasses.

Microsoft cancela la segunda generación de HoloLens y va a por la tercera

La realidad aumentada parece ser el futuro, o así lo podemos ver en las grandes compañías. Apple y Google han apostado de lleno en ellas con ARKit y ARCore, que están disponibles desde el móvil, pero lo que quiere hacer Microsoft es llevarlo a unas gafas para poder integrarlo en nuestra vida diaria y cambiarnos la forma de ejecutar ciertas acciones, como el de dárselas a un cirujano para operar y tener en la cabeza todas las radiografías del paciente.

Podrás comprar el 1  de diciembre estas gafas

Hoy, Microsoft ha anunciado que las gafas HoloLens estarán disponibles en más países de Europa, y uno de ellos será España, que desembarcará el próximo día 1 de diciembre. Su precio, es todavía desconocido, pero viendo la experiencia con estos productos y que no está enfocado a un uso cotidiano ni personal, creemos que su precio será inalcanzable para la mayoría de personas y que únicamente estará dirigido para empresas.

En España se pondrán a la venta dos versiones, las Development Edition y la Suite commercial, una más enfocada a probar todas las tecnologías de Microsoft y las otras para un uso ya estable y privado. Estas gafas tendrían el potencial para ayudar a todas las empresas a ver las cosas que antes parecían imposibles, e interactuar con ciertos objetos que antes no podíamos.

Unos usos podrían ser el de ver un diseño en 3D delante nuestra para ver qué cosas podemos cambiar, o ver cómo está hecho un coche por dentro para ver qué piezas hay que cambiar y cómo, por lo que a partir del uno de diciembre veremos todo el potencial de estas gafas y ver si de verdad tiene futuro o es algo pasajero.