Aunque todo el mundo sigue pensando que a los móviles les falta un punto de autonomía para no tener que estar pendientes de cargarlos cuando apenas han pasado unas horas del día, lo cierto es que para nuestra suerte, en los últimos años han proliferado todo tipo de powerbanks que nos sacan de un apuro cuando nuestro smartphone está a punto de apagarse. Y es por eso que el gadget de hoy va a gustar, sobre todo, a los aventureros que se están varios días fuera de casa y sin un enchufe que echarse a la boca.

Ultrafina y solar

La PocketPower no es otra cosa que una batería auxiliar para cargar cualquier dispositivo que necesite de una inyección de energía cuando está a punto de agotarse su pila. Solo hay que coger un cable lightning, microUSB o USB tipo-C para hacer magia. Pero claro, cuando nos vamos al campo y pasamos dos o más días fuera, ¿dónde lo enchufamos si no tenemos un lugar civilizado en varios kilómetros a la redonda.

Este artilugio, que ya ha superado su fase en Kickstarter con nota (más de 51.500 dólares sobre los 10.000 que pedían), estará a la venta en abril de este mismo año aunque de momento los primeros envíos se los quedarán los backers que confiaron en sus creadores. Un total de 771 patrocinadores que han comprado uno de estos PocketPower con aportaciones de 45 dólares o más.

Lo que más llama la atención de este ingenio es su diseño ultrafino, que se despliega sobre el suelo y que nos deja cargar el móvil rápidamente. Tiene una capacidad de 4.000 mAh. pero aunque lo exprimamos al máximo, podremos llevarla a la espalda mientras caminamos por el campo para que se vaya cargando con los rayos del sol y, aunque llueva o truene, seguirá dándonos servicio sin problemas porque resiste todo tipo de inclemencias ambientales.

Tanto es así que sus creadores nos garantizan que, aunque la manchemos, podremos limpiarla con agua rápidamente y devolverla su lustre. Y da igual si se trata de tierra, barro o cualquier otro elementos extraño que nos pueda aparecer en mitad de una acampada.

Se pliega y cabe en un bolsillo

La PocketPower tiene apariencia de batería cuando está cerrada y plegada pero en el momento que la vamos a usar se abre para quedarse completamente extendida en el suelo o la superficie que sea. Es cierto que ocupa un espacio más grande de lo normal, pero ciertamente su resistencia nos quita de miedos a la hora de pensar que podemos romperla fácilmente.

De momento no hay unidades disponibles porque se han vendido todas y por eso os recomendamos que estéis atentos por si aparecen nuevas remesas una vez entregadas las primeras que se repartirán en abril. Un buen invento este PocketPower, ¿no?