La era tecnológica que estamos viviendo no solo nos permite tener smartphones que cuentan con un hardware realmente sorprendente. Los avances en este sector permiten facilitar la vida a muchas personas. Y Oton Glass, las gafas que convierten el texto en voz, son un nuevo ejemplo de ello.

En este caso hablamos de unas gafas inteligentes desarrolladas en Japón y que ayudarán a aquellos que tienen dificultades para leer, como disléxicos o personas con discapacidad visual, a disfrutar de la lectura. Y es que las gafas Oton Glass, que empezaron a desarrollarse en 2012, cuentan con dos mini cámaras y un auricular en cada uno de los lados para leer por nosotros y transmitirnos el contenido.

Samsung prepara varias sorpresas para el CES 2018

Además las Oton Glass tienen un sistema basado en la lente de las gafas, que actua como un espejo para reflejar el ojo de la persona que utiliza sus gafas inteligentes para detectar hacia dónde están mirando  incluso detectar el parpadeo.

 Oton Glass

Oton Glass ayudará a disléxicos o personas con discapacidad visual a disfrutar de la lectura

El mecanismo de Oton Glass es muy sencillo: la persona que esté utilizando estas gafas inteligentes tan solo tiene que parpadear para realizar una captura de lo que están leyendo. Esta imagen se envía a un servidor en la nube que analizará el texto y lo convertirá en audio para transmitirlo a través de los auriculares.

Si Oton Glass no es capaz de leer las palabras un trabajador remoto se encargaría de solucionarlo. Aunque parezca sencillo la electrónica necesaria para hacer realidad estas gafas para disléxicos y personas con problemas de visión es realmente complicada. Por ello llevan más de 5 años con este proyecto.

diseño de  Oton Glass

Por ello Oton Glass se ha publicado en Campfire, la versión japonesa de Kickstarter con la intención de recaudar 10 millones de yenes, unos 76.000 euros al cambio. El motivo es muy sencillo: el equipo detrás de este proyecto quiere a poder vender cada par de gafas a un precio de tan solo 47 dólares, unos 40 euros al cambio. Un verdadero regalo teniendo en cuenta lo que se consigue con este dispositivo.

Ahora mismo han conseguido recaudar unos 10.000 euros al cambio aunque todavía quedan 70 días para que finalice la campaña. Esperamos que el proyecto Oton Glass finalmente consiga llegar al objetivo de recaudación para que  salga adelante, porque la idea de poder ayudar a leer a personas con dislexia o visión reducida nos parece muy interesante. ¡Bendita tecnología!