Nikon lleva ya algún tiempo intentando dar un zarpazo en el competitivo segmento de las cámaras compactas y, si recordáis, hace 12 meses anunció el lanzamiento de la serie DL, unos dispositivos que tenían como mayor reclamo su resolución 4K y que buscaban competir directamente contra Sony y su RX100s. Pues bien, parece que los problemas no han parado de sucederse y los japoneses han decidido tomar una decisión bastante drástica.

Cancelación definitiva

Como os decimos, la gama DL de Nikon se marcha para siempre sin haber llegado al mercado y tras sufrir una serie de problemas técnicos que han impedido a la marca lanzar los tres modelos que tenía previstos. Ya el verano pasado, y tras varios meses de retrasos, decidieron posponer sine die la fecha de lanzamiento aunque ahora la cancelación ya es definitiva: no saldrán a la venta ninguna de las tres cámaras compactas que se habían previsto en 2016.

Nikon series DL

Es evidente que el anuncio de la cancelación de esta serie DL de Nikon no ha debido ser plato de buen gusto para los japoneses que parecen haber tirado la toalla definitivamente. Según algunas fuentes, los problemas se han debido a las dificultades para fabricar el chip encargado del procesamiento de las imágenes, lo que ya llevó el pasado verano a retrasar indefinidamente este lanzamiento.

Pero además de ese problema, parece haber otros que tienen que ver con la rentabilidad que podrían obtener al lanzar estas cámaras compactas al mercado. Según las mismas informaciones, parece que en la segunda mitad del pasado año se produjo una “desaceleración” en las ventas de este tipo de cámaras, lo que habría llevado a tomar esta decisión definitiva para evitar males mayores.

Es más, a finales de 2016, Nikon en Japón se enfrentó a una reducción de un 10 por ciento de sus trabajadores, por lo que también esa situación podría haber condicionado el futuro de estas cámaras compactas. Sea como fuere, parece evidente que a los japoneses no les queda otra que seguir compitiendo en el segmento de las cámaras réflex con gigantes como Canon, Sony o Fujifilm y confiar más en su serie 1.

Resolución 4K con gran rendimiento

Si recordáis, esta gama DL de Nikon tenían como core el sensor CX que la propia marca utiliza en su serie 1. Es decir, íbamos a tener un rendimiento réflex en cuerpos compactos, algo que hacía destacar a estos tres modelo y que habían levantado bastante expectación. Esos tres modelos se diferenciaban, básicamente, en los distintos rangos de zoom que eran capaces de ofrecer sus lentes y sus precios iban a colocarse por debajo de los 1.000 dólares.

De esos tres modelos, el intermedio y el más tope de la gama (los DL18-50 y DL24-85) nos ofrecían aperturas variables de f1.8-2.8 sin olvidarnos del ya mencionado vídeo con resolución 4K. Además, desde Nikon prometieron velocidades de disparo realmente altas, con 20 fotogramas por segundo para el modo de enfoque continuo y 60 cuando no lo tenemos activado.