Los lectores de huellas se están convirtiendo en un elemento cada vez más común en los dispositivos tecnológicos, que lo integran para aportar un elemento adicional en lo que tiene que ver con el apartado de la seguridad. Pues bien, los ratones no son ajenos es esta tendencia, y un ejemplo es el modelo Cherry MC 4900 que se acaba de presentar.

Este modelo integra en su parte superior un elemento de este tipo para aumentar las opciones de acceso seguro que actualmente ofrecen sistemas optativos como Windows 10 -debido al uso de la herramienta Hello-. Y, también, para ser de utilidad con algunos desarrollos de terceros que admiten el uso de los lectores de huellas. Así, las opciones que actualmente ya están presentes incluso en los smartphones de gama de entrada, como por ejemplo el acceso a los bancos, es posible darles uso con el Cherry MC 4900 -que, por cierto, puede ser una excelente solución para los Chromebooks que permiten utilizar aplicaciones Android-.

Mastercard lanza tarjetas de crédito con lector de huellas dactilares

La época de los lectores de huellas

El uso de estos accesorios integrados se está convirtiendo en casi un estándar en lo que tiene que ver con la accesibilidad, ya que se ha llegado a un punto en el que los lectores de huellas ofrecen las suficiente fiabilidad y rapidez de trabajo que es tan recomendable darles uso como a los accesos mediante número PIN (además, la sencillez al manejarlos es otro punto a su favor). En el caso del elemento integrado en el Cherry MC 4900, este es un Crossmatch TouchChip TCS2 que está colocado en un lugar muy accesible y que promete respuestas al utilizarlo por debajo del segundo.

Lector de huellas integrado en el Cherry MC 4900

Otros detalles del Cherry MC 4900

Este ratón es un modelo que utiliza cable USB para conectarse al ordenador, siendo su longitud de 1,8 metros, por lo que ofrece una libertad bastaste correcta teniendo en cuenta que no es inalámbrico. Este modelo, que es de los primeros que dan uso al accesorio integrado anteriormente, es tipo Plug & Play. Por lo tanto, no se tiene que disponer de controlador alguno al instalarlo, ya que Windows incluye todos los necesarios -tanto para el propio Cherry MC 4900 como para el uso del lector de huellas-.

El periférico integra tres botones multifuncionales, que son configurables y por ello tanto diestros como zurdos pueden utilizar el ratón sin problemas. Aparte, la ergonomía está bien cuidada, por lo que este modelo resulta bastante cómodo. Por cierto, que el sensor que reconoce los movimientos, y que nada tiene que ver con los lectores de huellas, es tipo óptico y tiene una resolución de 1.375 ppp, lo que aporta una buena precisión.

Imagen lateral del Cherry MC 4900

El nuevo ratón Cherry MC 4900 se pone a la venta desde hoy mismo con sus opciones de seguridad añadidas. Su precio que se sitúa en los 110 euros.