La ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018 ha sido un éxito. Y el fabricante Intel ha aprovechado este evento para mostrar músculo. Es habitual que en la apertura de unos Juegos Olímpicos se muestre algún tipo de performance. E Intel ha querido demostrar su potencial a lo grande.

Para ello no se le ha ocurrido otra cosa mejor que desplegar 1.218 drones para que formasen diferentes representaciones de los deportes incluidos en este evento, además de los conocidos aros olímpicos en una gala que ha dejado a los asistentes de esta inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno con la boca abierta. Aunque este récord tiene trampa.

Bandera de los Juegos Olímpicos de Invierno

Intel bate un récord en los Juegos Olímpicos de Invierno: 1.218 drones volando a la vez

Y es que, aunque el vuelo de estos 1.218 drones modelo Shooting Star ha sido impresionante, realmente no se ha producido durante la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno sino que era una escena pre grabada para evitar posibles problemas durante la gala.

Realmente han 300 los drones que han volado de forma simultánea durante la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Invierno dejando a los asistentes alucinados mientras disfrutaban de este espectáculo en el cielo de Pyeongchang.

Juegos Olímpicos de Invierno

Hay que decir que aunque la escala de drones es muy superior al anterior récord de Intel, que actualmente ha conseguido volver a entrar en el Libro Guinness de los Records al hacer volar a la vez un total de 1.218 drones, el software necesario es semejante al que necesitan para hacer funcionar 500 drones a la vez.

Intel en el CES: solución a Spectre, coches voladores y más

De todas formas la imagen ha sido sencillamente espectacular. ¿No has visto los más de 1.200 drones de Intel sobrevolando los cielos durante la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Invierno 2018? Estate tranquilo ya que Intel ha prometido que mostrará un espectáculo en vivo con 300 drones cada noche durante la ceremonia de entrega de medallas, por lo que tendremos muchas oportunidades de ver esta imagen única.

Con este movimiento Intel ha conseguido dos objetivos diferentes: por un lado mostrar el potencial de su tecnología, capaz de dirigir con una sola plataforma un gran número de drones a la vez. Y por otro, quizás la más importante, la compañía americana consigue estar en el candelero por una buena razón, dejando un poco atrás la reciente polémica por los graves agujeros de seguridad Meltdown y Spectre detectados recientemente en toda su gama de procesadores.