Poco a poco IKEA va lanzando más productos destinados a Internet de las Cosas que se pueden controlar con los nuevos asistentes de voz. Se ha conocido que la firma del norte de Europa comienza a vender sus propias persianas inteligentes y que, además, estas serán bastante económicas.

El caso es que estos nuevos accesorios para el hogar será un excelente complemento de las actuales bombillas inteligentes que ofrece IKEA (llamadas TRÅDFRI), y tiene por objetivo que se puedan automatizar los hogares de la mejor forma posible -y sin que se tenga que invertir una gran cantidad de dinero para ello-. El nombre e los dos modelos de persianas que pone a la venta la compañía son KADRILJ y FYRTUR y disponen de conectividad WiFi para poder ser controladas a distancia por parte del usuario.

SYMFONISK, así será el primer altavoz de la mano de IKEA y Sonos

Uno de los detalles más  interesantes que ofrecen las nuevas persianas inteligentes que lanza IKEA es que son compatibles con las plataformas de asistentes más habituales en la actualidad como son Amazon Alexa, HomeKit de Apple y Google Assistant. Y, esto, es una excelente noticia.              Por cierto, que ambos modelos funcionan con batería si así se necesita, lo que permite una alta flexibilidad al instalarlas en los hogares.

Persian Inteligente de IKEA

Algunos detalles más de KADRILJ y FYRTUR que lanza IKEA

Las persianas son de tipo oscurecimiento y enrollables, por lo que mantiene las habituales opciones que ofrece la conocida tienda, y en el lateral es donde se añade un elemento que es lugar en el que está la batería y el receptor inalámbrico que se conecta al sistema de IoT de los hogares y, a su vez, a un mando distancia con forma de disco que permiten controlar el accesorio. Como es habitual en los productos denominados como «inteligentes» el control con una aplicación para dispositivos móviles están presentes, por lo que se puede bajar la persiana cuando se está comprando, por poner un ejemplo.

La puesta a la venta de las persianas inteligentes de las que hablamos se sitúa en el  de febrero, y llegarán a España sin duda alguna (como ha ocurrido con las bombillas). Los precios que tendrán dependerán de las dimensiones de que tengas, pero el modelo más económico se situara en los 99 euros, mientras que el más caro costara 155 €. El caso, es que la automatización del hogar es algo ya muy presente en IKEA y un buen ejemplo es este nuevo accesorio.

Los mejores gadgets que hemos probado en Topes de Gama