Desde hace un tiempo está bastante claro que la compañía IKEA apuesta por lanzar su propia gama de dispositivos tecnológicos inteligentes, como por ejemplo su altavoz Bluetooth. Pues bien, ya está preparando nuevos productos que, en este caso, serán enchufes inteligentes. Contamos lo que ofrecerán y el pecio que tendrán.

Para mantener su formad e actuar en el mercado, IKEA lanzará unos enchufes inteligentes que serán sencillos de utilizar y, como no, económicos (podrá así competir con modelos ya existentes como por ejemplo los que ofrece Xiaomi). Por cierto, no habrá que esperar mucho para poder dar uso a estos accesorios para el hogar, ya que según se ha indicado la intención de la firma del norte de Europa es que estos productos sean una realidad en las tiendas en octubre de 2018.

Las bombillas inteligentes de IKEA ya se hablan con Google Assistant

Qué se hará con los enchufes inteligentes de IKEA

Pues lo cierto es que serán sencillo en el uso como hemos indicado y, también, en las funcionalidades que ofrecerán. Así, según se indica en la fuente de la información, básicamente lo que se hará es encender y apagar de forma remota el dispositivo (y, por extensión, lo que se tenga enchufado). Un buen detalle que ofrecerá este producto es que serán compatibles de une primer momento con HomeKit de Apple, llegando posteriormente el soporte para el sistema operativo Android de Google.

Logotipo de la compañía IKEA

En lo que tiene que ver con el precio, en la imagen que se ha filtrado y que dejamos tras este párrafo, se puede ver que lo que costará uno de los nuevos enchufes inteligentes de IKEA será 10 €, mientras que si se decide comprar el pack que incluye el mando remoto, el coste aumentará hasta los quince euros. La verdad es que hablamos de un producto asequible y que será una buena opción para comenzar a crear un hogar inteligente basado en Internet de las Cosas. Por cierto, que la compatibilidad con los enchufes europeos tipo F está asegurada.

Enchufes inteligentes de IKEA listados

Lo cierto es que es una buena idea por parte de IKEA el lanzar productos de este tipo para posicionarse en un mercado que, aunque de forma lenta -pero progresiva-, va aumentando sus ventas. Eso sí, hay rivales muy duros en el mercado como los que llegan desde Asia, pero si se aprovecha el atractivo que la marca en países como España, seguro que podrá afianzarse.

IKEA anuncia su propia batería doméstica para competir con Tesla