Casi todos los meses, todas las semanas, conocemos nuevos artilugios o aparatos que son capaces de pensar por sí mismos, si, de momento de forma limitada, pero pensar al fin y al cabo. Ahora el ejército de Estados Unidos ha anunciado que trabaja en drones militares que serán capaces de elegir quién vive o quien muere cuando perpetren un ataque.

La tecnología en los drones cada vez es más sofisticada, incluso en los de uso civil o empresarial, y Samsung precisamente trabaja en mejorar el diseño de estos para hacer su uso incluso más sencillo.

Drones militares que decidirán quién vive o muere gracias a la IA

Los drones militares han sido desde sus inicios un arma extremadamente fría, y con ello queremos decir que ha sido siempre una forma de atacar objetivos de manera quirúrgica y a distancia. Pero a pesar de esta distancia, ya que los drones son controlados vía satélite, los pilotos de estas naves no tripuladas, aunque se encuentren lejos del objetivo, no pueden evitar sufrir trastornos derivados de la responsabilidad que genera apretar el gatillo del dron. Para evitar estas situaciones, el ejército norteamericano está trabajando en drones que pueden pensar por sí mismos y elegir sus propios objetivos.

drones militares

El dron más popular del ejército estadounidense es el MQ-9 Reaper, y pronto podríamos ver cómo es la inteligencia artificial la que se hace al completo con sus controles, y elige qué objetivos debe atacar de forma autónoma. De esta forma se abre de nuevo un gran debate ético y moral acerca de la irrupción de la inteligencia artificial, drones y robots en los ejércitos más modernos del planeta. Es evidente que mientras que un piloto de drones buscar siempre minimizar las víctimas de un ataque, la puesta en escena de drones completamente autónomos podría desatar los peores instintos de la novela negra futurista.

No es lo mismo dotar de inteligencia artificial a la cámara de un móvil, que elige por nosotros el momento de hacer una foto, que tomar el control de un arma de guerra que decidirá la suerte de culpables e inocentes. Podría ser el primer paso para la llegada de guerras de exterminio, sin sentimientos de por medio, que podría poner de manifiesto los peores instintos de la humanidad. Sin duda estamos en un momento muy delicado para la moral y la ética tal y como la habíamos conocido. Porque puede que en el medio y largo plazo salte por los aires con la proliferación de mentes artificiales y una tecnología que podría controlarnos a nosotros..

  • Skydio R1, el dron que te seguirá a todas partes