2016 fue el año en el que GoPro, la compañía líder en el segmento de las cámaras de acción, iba a lanzar su esperado dron. Un dispositivo que llegaba con el inspirador nombre de Karma y que tuvo algunos problemas técnicos importantes que llevaron a la marca a retirar del mercado todas las unidades distribuidas y vendidas de este cuatrimotor. Eso ocurrió en noviembre y hasta hoy no se tenían noticias de cuándo sería el momento de verlo de nuevo de vuelta.

De vuelta y sin problemas

El caso es que el dron Karma de GoPro llegó a vender unas 2.500 unidades que a los pocos días tuvieron que ser retiradas del mercado al descubrirse que un pequeño número de dispositivos consumían, mientras lo volábamos, más energía de la prevista por el fabricante, lo que podía provocar que se quedara sin batería de repente. Imaginad el susto de sus dueños al ver caer a plomo los más de 1.000 dólares que cuesta uno de ellos (más cámara). Tras una investigación, GoPro determinó que la causa era de una especie de pestillo de la pila que ha necesitado, para corregirse, de llevar a cabo un rediseño del componente.

Como podéis ver en el vídeo que os dejamos aquí debajo, los problemas se producían sin previo aviso y en pleno vuelo, que era cuando el dron se quedaba sin energía y caía. Y si ese momento llegaba, además, cuando estamos a varias decenas de metros de altura… imaginad el impacto.

Es de suponer que ese problema ya habrá sido resuelto porque GoPro ha anunciado que todas las unidades retiradas del mercado están de camino de nuevo a los domicilios de sus clientes, que apostaron por Karma como dron para utilizarlo con sus cámaras de acción. Además, la web del fabricante ha devuelto a las páginas de su tienda online el dispositivo, que puede comprarse sin problemas a un precio de 800 dólares sin cámara, y 1.100 con la Hero 5 de color negro.

Diseño compacto y plegable

Uno de los grandes reclamos de este dron Karma es su diseño, que nos permite plegarlo cuando no lo usamos lo que le convierte en un modelo muy transportable, además de su compatibilidad con la que es la cámara más popular del segmento. También tiene la virtud de contar con un estabilizador para la cámara en la parte frontal del aparato y, si queremos colocarla en otro sitio, podremos hacerlo comprando un accesorio extra.

Dron Karma de GoPro

Recordad que este dispositivo contó con mucho hype en su momento porque era la llegada de un gigante del mercado a un territorio que ahora mismo está en plena expansión. De todas formas, además del regreso del dron Karma a la tienda online de los norteamericanos, también hay previstos nuevos accesorios que saldrán próximamente, como un nuevo arnés para las Hero 5 y Hero 4, o el llamado Grip Karma del que antes os avanzamos que hacía falta para colocar la Hero5 en otras posiciones.

Esperemos que, como le ocurrió al Galaxy Note 7, las prisas por volver a las tiendas no provoquen otro error que lleve a GoPro a tener que pedir de nuevos todos los drones vendidos.