Cada vez son más las compañías que planean lanzar nuevos dispositivos denominados como inteligentes. Un ejemplo es Google, que ya dispone de una línea de altavoces bastante amplia y, por ello, todo apunta que tiene pensado dar el salgo a otro segmento del mercado: las pantallas inteligentes o Smart Dipslay.

Este movimiento por parte de la compañía de Mountain View es bastante lógico, ya que en su pantalla inteligente daría continuidad a los ya mencionados altavoces. Y, de esta forma, se generaría un ecosistema con su propio asistente de voz mucho más amplio y completo (no hay que olvidar que, por ejemplo, será posible gestionar accesorios para el hogar como los de Nest, con presencia en España). Eso sí, Google se va a encontrar con competencia en el mercado, ya que firmas como Amazon o LG ya ofrecen sus propias pantallas inteligentes.

Nueva pantalla inteligente LG ThinQ WK9, con Google Assistant y más

La información llega debido a unas declaraciones de Rishi Chandra, uno de los vicepresidentes de los productos Google Home. En ellas no deja claro cuál sería la fecha para la llegada de las pantallas inteligentes, pero sí que permiten creer que la compañía atacará en un futuro no muy lejano el segmento de las pantallas inteligentes. Incluso, explicó cuál sería la forma de proceder de la compañía: la asociación con un fabricante no el desarrollo completo propio (esta es una práctica que ha utilizado en muchas ocasiones la firma norteamericana, por lo que no es precisamente una sorpresa).

Google lleva tiempo con la idea de su pantalla inteligente

Lo cierto es que no es la primera vez que se habla de la llegada de una pantalla inteligente por parte de la compañía de Mountain View, ya que no hace mucho tiempo se comentó que la forma ya estaba preparando su propio dispositivo e, incluso, se informó de su nombre en clave: Manhattan. En este, lo que se espera es la posibilidad de realizar accione mediante voz con el asistente de Google y, además, el sistema operativo que se dará uso seria Android. En lo que tiene que ver con la pantalla, se apunta a un elemento de entre siete y ocho pulgadas táctil, lo que permitirá realizar acciones llegado el caso.

Logotipo de Google Assistant

Lo cierto es que, como hemos dicho, tiene lógica que Google se decida a lazar su propia pantalla inteligente ya que se he estabilizado en el propio de los altavoces. Evidentemente va a encontrar competencia, pero según el propio Chandra todavía existen muchas opciones en este segmento del mercado que no se han explorado. Veremos si todo esto se confirma y las posibles sorpresas que la compañía creadora de Android tiene preparadas.

Google permitirá cambiar el comando que activa su asistente de voz