Uno de los avances tecnológicos más interesantes en los que se está trabajando en la industria de las comunicaciones es la llegada de Hyperloop One y sus vainas magnéticas que, posiblemente, revolucionarán en sector del transporte. Esto, junto con la llegada de los coches eléctricos, son apuestas de Elon Musk. Y, en el primero de los casos, se ha conocido que España está en sus posibles objetivos.

La velocidad con la que se podrá ir de un punto a otro dentro de las mencionadas vainas que ya se están probando a tamaño real como indicamos en Topes de Gama, es realmente elevada y las rutas se podían completar en algunos casos podrían superar los 1.000 kilómetros por hora. Por lo tanto, hablamos de una posibilidad completamente disruptora y, además, que sería completamente sostenible ya que se daría uso a tecnología magnética para mover al conocido como “tren supersónico”.

Pues bien, la compañía ha publicado un listado de potenciales rutas que se podrían construir fuera de las fronteras de EEUU. Estas ofrecen desde opciones viables desde el punto de vista técnico y, también, cumple con las expectativas que Hyperloop One tiene en lo referente a lo económico (tanto en gasto al crearlas como en la amortización posterior). Y, por suerte, España está entre los países elegidos.

Túnel exterior de Hyperloop One

La potencial ruta de Hyperloop One en España

La elegida la compañía sería la que uniría a nuestro país con Marruecos, lo que permitiría un ahorro de tiempo considerable a los pasajeros que utilicen las vainas de Hyperloop One. La distancia en concreto que tendría la “línea” sería de 629 kilómetros y, lo cierto, es que hay algunos escollos que salvar. El más evidente sería cómo atravesar el mar que hay entre los dos países.

Aquí hay varias opciones. Una podía ser la de la construcción de un túnel, pero esto sería caro y lento. Por lo tanto, hay otras posibilidades que se podrían implementar, como el despliegue de túneles prefabricados que se posarían en plataformas construidas bajo el agua e, incluso, se ha especulado con la posibilidad de dar uso creaciones flotantes que mediante el uso de un sistema de levas y anclajes ofrecerían la estabilidad necesaria. Lo cierto, es que es de lo más impresionante cada una de las opciones.

Otras opciones que se barajan fuera de EEUU por parte de Hyperloop One son comunicaciones transversales en Alemania (con una distancia en este caso de 1.991 kilómetros; unir Córcega y Cerdeña en este caso con 451 km; y, también, una potencia ruta entre Finlandia y Estonia, donde sólo haría falta un túnel de novena kilómetros.